El presidente de Haití, Jovenel Moïse, fue asesinado en la madrugada de este miércoles 7 de julio, en su casa, en la capital Puerto Príncipe. Un grupo armado invadió la residencia particular del presidente haitiano alrededor de la una de la madrugada y lo mató a tiros, hiriendo incluso a la primera dama Martine Moïse.

Por: CSP – Conlutas

Puerto Príncipe ya venía siendo, a lo largo de los últimos años, lugar de intensas manifestaciones contra el gobierno. Tanto en 2019 como en 2020, ya en medio de la pandemia, se realizaron protestas por la salida de Jovenel.

Según la prensa tradicional informó en la tarde de este miércoles, se habían escuchado tiros en toda la capital desde el anuncio del asesinato. El gobierno puso al país en estado de sitio y los ciudadanos están bajo leyes marciales hasta segunda orden.

En la huella del asesinato del presidente haitiano, una de las grandes cuestiones es quien lo sucederá.

Según Jean Wilner Morin, presidente de la asociación nacional de jueces en el país, la línea de sucesión presidencial aún es incierta, toda vez que el presidente de la Suprema Corte, René Sylvestre, sería el convocado, como determina el gobierno, para ocupar el cargo, pero murió recientemente, como consecuencia de la infección por Covid-19.

Crisis que se arrastra

Es preciso recodar que Moïse impuso una dictadura para mantener su gobierno, prorrogando su mandato, postergando indefinidamente las elecciones, suprimiendo el parlamento y la corte de justicia.

Esa situación política en Haití tuvo importante inestabilidad en 2015, cuando la elección que dio la victoria a Moïse fue anulada bajo sospecha de fraude.

Un año después se organizó una segunda elección, con la victoria de Moïse, que tomó posesión el 7 de febrero de 2017. Debido a este proceso, el entonces presidente consideró que su mandato solo terminaría en febrero de 2022.

En este período, 23 opositores al gobierno fueron presos, entre ellos un juez de la instancia máxima de la Justicia haitiana y la inspectora general de la Policía Nacional.

En medio de esta crisis, a inicios de 2020, Moïse llegó a disolver el parlamento, pero su gobierno ya nacía fragmentado. Los siete primeros ministros nominados por él cayeron. El congreso, de este modo, quedó prácticamente paralizado.

En 2021, como esperado, Moïse se negó a dejar el poder, convocando a nuevas elecciones para el 26 de setiembre de este año.

Dignidad y poder para el pueblo

En la isla caribeña de 11 millones de habitantes, dos de cada tres haitianos viven con dos dólares por día. Cerca de dos millones de sus ciudadanos son amenazados pro el hambre, 35% de la población precisa urgentemente de ayuda alimentaria, y la desnutrición crónica afecta a 40 de cada 100 personas.

Esa realidad ha puesto al pueblo en las calles, en furiosa demostración contra los gobiernos neoliberales y represivos. La violencia policial contra manifestantes fue denunciada por la CSP-Conlutas en 2019 y, más recientemente, en la Reunión de la Coordinación Nacional de la Central, en 2021.

En 2019, durante masivas protestas, la población intentó invadir la residencia presidencial oficial; los enfrentamientos con la policía fueron violentos y según informe de la Red Nacional en Defensa de los Derechos Humanos, cerca de 20 manifestantes fueron muertos en las movilizaciones y 200 quedaron heridos.

El asesinato del presidente puede ser el evento responsable por profundizar aún más la crisis política y social y poner al pueblo en situación aún más vulnerable y violenta.

Para la CSP-Conlutas, es de extrema importancia, en el marco de la solidaridad internacional e incondicional con el pueblo haitiano, ayudar a las vanguardias a organizarse en el enfrentamiento y en la ruptura con todos los sectores burgueses, para impedir la vuelta del grupo de Aristides, Préval o cualquier otro enemigo interno de los trabajadores.

Es también importante profundizar el debate acerca de elecciones libres inmediatas, y el fin del control político militar imperialista de los Estados Unidos y europeo, de la ONU, la OEA, el FMI, el Banco Mundial y todas las formas de subordinación extranjera.

Artículo publicado en cspconlutas.org.br, 8/7/2021.-
Traducción: Natalia Estrada.