Policías que recuerdan poco, que no vieron nada de lo denunciado. Un Fiscal sin pruebas que a pesar de su supuesta “convicción” del uso de un “mortero” jamás solicitó una pericia que lo demuestre y un Juez cómplice de la farsa grotesca que debería declarar la nulidad del juicio.

Por PSTU-Argentina

En la audiencia última del Lunes 2 la Fiscalía presentó como testigo a un policía Jefe de Unidad que participó en la represión del 18D, y su declaración fue otro verdadero fraude como ya nos tienen acostumbrados. Otro policía que no recuerda, que no vio “esto” ni vio lo “otro”: policías que leen sus declaraciones porque fueron tan armadas que temen pisarse: “testigos” de la llamada Defensoría del Pueblo, que cabe aclarar hace exactamente lo contrario, no pueden decir que hayan visto otra cosa que no sea una represión brutal de la policía, etc. ¿Conclusión? No hay hasta ahora ni una sola prueba. 13 meses de prisión sin poder justificarlo. Si ya tienen la resolución del juicio que lo digan, es muy claro el estadío político de semejante farsa. Y si no la tienen, porque se demuestra audiencia tras audiencia el circo montado, que el juez Ríos, a cargo actualmente, declare la anulación de este juicio.

En una fuga hacia adelante el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Fiscalía y en forma particular Maximiliano Russo, piden la elevación a juicio para Sebastián Romero por enfrentar la represión del 18D. Russo es un policía que denuncia lesiones, pero como seguramente pasará, no coincidirán los horarios ni recordará precisiones.

A pesar de la demonización hacia Sebastián por el hecho de defenderse, nadie cambiará nuestra convicción de resistir y ejercer la autodefensa ante la represión que el Estado ejerce para avanzar con el robo, el ajuste y la entrega del país. Y al igual que en el juicio a Daniel, el relato de la supuesta “arma de fabricación casera” se cae a pedazos.

De lo que se trata es de aleccionar al movimiento obrero

Hace unos días un trabajador municipal en Córdoba se defendió de la represión policial también con pirotecnia de venta libre. El derecho a la autodefensa tiene que hacerse cada vez más consciente y masivo. No existe juicio justo ni justicia real, desalojan Guernica, pero el Lago Escondido sigue en manos de Lewis. Daniel y Sebastián van a juicio pero Macri que fugo miles de millones de dólares, reconocido por el Estado que fue ilegal, está libre. Aceptar el ajuste, los desalojos, los despidos y la represión ante cualquier protesta es tan grave como no defendernos.

Ellos hacen sus reglas, nosotros necesitamos las nuestras. Comités de autodefensa, organización para enfrentar el ajuste y coordinación en la lucha.

Seguiremos denunciando este Juicio y cada una de sus audiencias mientras exigimos que se anule. ¡Basta de esta farsa. Libertad a Sebastián Romero y ninguna condena a Daniel Ruiz!