Jue Jun 13, 2024
13 junio, 2024

28S Costa Rica: Por la vida de las mujeres y personas gestantes de la clase trabajadora

El 28 de setiembre se conmemora el día internacional por la despenalización del aborto. La Organización Mundial de la Salud ha demostrado que la amenaza de cárcel no disuade a las mujeres de abortar, sino que las obliga a acudir a prácticas inseguras, ilegales y hasta mortales. Al año, mueren aproximadamente 39 000 mujeres por abortos inseguros[1], en su mayoría en países pobres y de poblaciones vulnerables.

Por las grandes luchas feministas, en América Latina se vienen dando pasos adelante en la legalización del aborto. En el 2012 se legalizó en Uruguay, (y prácticamente se erradicaron las muertes por aborto clandestino). En el 2020 se legalizó en Argentina, en el 2022 en Colombia y en setiembre de este año en México. País donde había, hace dos años, 200 mujeres detenidas por asuntos relacionados con abortos[2] y un fuerte movimiento de mujeres que han realizado diversas acciones de protesta social.

Ahora bien, las mujeres de clases más altas tienen la posibilidad de viajar adonde el aborto sea legal y garantizar su decisión y su salud. Es decir que, en el capitalismo, el aborto es ilegal o imposible, solo para quienes no tienen los recursos suficientes. La prohibición de abortar es sobre todo para las clases trabajadoras, así como el riesgo de morir por un aborto clandestino.

En Costa Rica, donde se estiman en 27 000 los abortos por año, el movimiento por el aborto legal tiene todavía una ardua labor.  En 2019, se concretó la Norma técnica para la interrupción terapéutica del embarazo (casos dañinos, peligrosos o incluso mortales para las embarazadas). En el 2021, inició un movimiento feminista por el aborto legal, en torno a un proyecto de ley y una estrategia para el cambio legal y cierta organización de base de la que incluso participamos.

Recientemente se ha cuestionado incluso el acceso efectivo al aborto terapéutico y más bien este año, el gobierno de Rodrigo Chaves propuso eliminar el riesgo a la salud de la embarazada como causal de interrupción del embarazo, entre otros retrocesos. Demostrando como, las conquistas en derechos de las mujeres y sectores oprimidos son vulnerables ante gobiernos pro-empresariales, cuya prioridad es avanzar en leyes y políticas para incrementar las ganancias de su clase.

No debemos confiar en los gobiernos, ni en las instancias del poder judicial o legislativo. El camino para proteger la salud y la vida de las mujeres, así como su derecho a decidir, es de lucha y de organización política. Y es una tarea del conjunto de la clase trabajadora, asumir la exigencia del aborto legal, de la mano de la de anticoncepción de calidad y de educación sexual laica y de calidad.

Educación Sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal y gratuito para no morir

Por la vida de las mujeres de clase trabajadora: Aborto Libre, Seguro y Gratuito Ya


[1] https://www.paho.org/es/noticias/9-3-2022-oms-publica-nuevas-directrices-sobre-aborto-para-ayudar-paises-prestar-atencion

[2] https://www.bbc.com/mundo/articles/cp98d0njylpo

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: