Mié Ago 10, 2022
10 agosto, 2022

VI Congreso del PDAC: un paso adelante en la construcción de la dirección revolucionaria

El VI Congreso de Alternativa Comunista tuvo lugar en Módena del 8 al 10 de julio: exactamente 15 años después de la fundación del partido. En 2007, con el nacimiento del Partido, también se votó la afiliación a la Liga Internacional de los Trabajadores (Lit) – Cuarta Internacional que, en estas semanas, celebra su XIV Congreso Internacional. No en vano, el debate del Congreso dio amplio espacio a la discusión internacional. También por este motivo, fueron muy apreciados y aplaudidos los numerosos saludos internacionales recibidos de las otras secciones de la Lit-Cuarta Internacional: en particular, emocionaron al congreso los saludos de las nuevas secciones de Ucrania, Polonia y Bielorrusia, fruto del intenso trabajo de apoyo a la resistencia ucraniana puesto en marcha por los militantes de nuestra Internacional.

Por: PdAC, Italia

Un partido de lucha… ¡en serio!

En Italia no es un momento fácil para la clase obrera. Mientras escribimos, se consuma la enésima crisis de gobierno, con la vergonzosa capitulación a Draghi de la izquierda reformista y de los principales dirigentes de la clase obrera (Landini ha apelado a defender a Draghi para «no debilitar el país», ¡sic!). Las luchas, a pesar de algunas experiencias gloriosas (desde Alitalia hasta Gkn pasando por los estudiantes secundarios), no han experimentado, en los últimos meses, ese levantamiento de masas que habría sido necesario para repeler los ataques de los patrones y su gobierno: por eso hoy asistimos a una nueva ofensiva patronal, con limitaciones y ataques al derecho de huelga (pensemos en las detenciones de activistas sindicales en estos días) y con despidos en masa (miles de trabajadores y trabajadoras de Alitalia dejados en la calle).
Sin embargo, cuidando siempre de privilegiar la autocrítica sobre la estéril autocomplacencia, podemos estar orgullosos de una cosa: en el VI Congreso de nuestro Partido estuvieron presentes los principales dirigentes de algunas de las luchas más importantes de nuestro país. Sobre todo, no estaban allí como invitados o invitadas sino como militantes, cuadros formados, listos para dirigir el partido y las luchas por venir. Estaban las trabajadoras y los trabajadores de Alitalia, la lucha que más trabajadores involucró en los últimos meses, la más duradera y combativa de los últimos años: Daniele Cofani, el rostro más conocido de esa lucha, abrió los trabajos del congreso. Allí estaban las trabajadoras del call center GSE/Almaviva de Roma, que recientemente dirigieron una de las principales huelgas a ultranza de los últimos años: 39 días de huelga, a pesar de los intentos de boicot de las burocracias. Estaban los obreros de Stellantis (ex Fiat) de la planta Sevel de Atessa que, durante las huelgas de marzo de 2020, con su huelga pararon literalmente una de las fábricas más grandes del grupo (6.000 obreros). Estaban –y este es quizás el aspecto que más emocionó a los delegados– los y las jóvenes estudiantes (en su mayoría mujeres) que han participado, en los últimos meses, en movilizaciones y huelgas estudiantiles, tanto en colegios como en universidades. Y, además, muchos otros cuadros obreros y sindicales: desde los obreros de la Pirelli, que organizaron una coordinación de lucha unitaria en las tres principales fábricas, hasta los trabajadores del sector aeroportuario, desde los trabajadores de escuelas y universidades hasta los empleados de cooperativas.

Tres días intensos

Los trabajos del VI Congreso comenzaron el viernes 8 de julio con el saludo de Daniele Cofani, figura símbolo de la lucha en Alitalia. Daniele recordó la importancia de construir una dirección revolucionaria internacional para salvar a la humanidad de la catástrofe. Recordó las movilizaciones en curso en otros países, desde Ecuador hasta África, hasta la gloriosa resistencia ucraniana (y justo en esas horas llegó la noticia del asalto al palacio presidencial en Sri Lanka). Daniele también recordó, con orgullo, que nuestra organización internacional fue la única en tomar una posición de claro apoyo a la lucha de liberación nacional del pueblo ucraniano contra la invasión militar rusa, con total independencia del gobierno de Zelensky y contra la intervención de la OTAN.
Los trabajaos continuaron con el informe de Fabiana Stefanoni sobre el documento político nacional del Partido. Se recordaron los puntos principales de ese documento (próximamente también se publicará en el sitio web): crisis económica, crisis ambiental, guerra, opresión nacional, doble opresión, programa transitorio. En el punto político, también se discutió el documento político mundial de la Lit-Cuarta Internacional.
La jornada continuó con el informe de Diego Bossi, obrero de Pirelli, sobre el documento sindical. Se esbozó la imagen del sindicalismo en Italia, tanto confederal como de base. Se destacaron los elementos de balance positivo de nuestra intervención y, al mismo tiempo, se abordaron algunas críticas para mejorar nuestra intervención en este terreno. Como dijo Diego en su respuesta, ciertamente la principal señal de que nuestra intervención sindical fue, en su conjunto, una buena intervención es la presencia en nuestro congreso de dirigentes de las principales luchas del país.
Los trabajos continuaron el sábado 9 de julio con el informe de Matteo Bavassano sobre el documento organizativo del Partido: también en este caso, se subrayaron los avances realizados en los últimos años, en particular en el terreno de la proletarización del partido (se ganaron para el partido importantes activistas obreros), pero también en el campo de las dobles opresiones y de la juventud, con la adhesión militante de numerosas mujeres (muchas activistas de las luchas) y nuevos cuadros jóvenes estudiantiles.
Acto seguido, durante la misma jornada, Laura Sguazzabia, responsable por la Comisión de Mujeres del Partido, profundizó la discusión sobre el punto de las dobles opresiones, ilustrando el debate al interior de nuestra organización internacional. Laura reiteró la importancia de una intervención no formal en estos temas: es fundamental que el partido comprenda la importancia de intervenir, con un programa transitorio y un enfoque de clase, en las movilizaciones en defensa de los derechos de las mujeres, de las LGBT+, contra la xenofobia y el racismo. También reiteró la importancia de luchar contra la doble opresión dentro del partido y en la clase obrera en su conjunto: una batalla fundamental para unir a la clase en una perspectiva revolucionaria.
Imposible citar todas las interesantes intervenciones que se realizaron en el congreso. Ciertamente, entre las más apreciadas recordamos las intervenciones de las jóvenes del Partido: Inés, Sara, Viola y Zouhra, todas muy jóvenes, proletarias, algunas de ellas inmigrantes, algunas LGBT+ y, sobre todo, con una extraordinaria preparación política y teórica.
La jornada del sábado terminó con una fiesta –con música, cerveza, representación teatral– organizada por la sección de Módena del partido.

Concluyendo… para empezar de nuevo

Los trabajos continuaron el domingo, con la votación de los documentos del congreso (nacional e internacional), de varias órdenes del día, de los organismos de dirección y de los delegados al congreso internacional de la Lit-Cuarta Internacional.
El Congreso finalizó con las conclusiones de Francesco Ricci, quien volvió a emocionar al congreso recordando tanto la historia de estos 15 años del PdAC (entre los nombres mencionados y más aplaudidos el de Ruggero Mantovani, uno de los fundadores del Partido, fallecido por un tumor), y la intervención del partido en las luchas actuales. Francesco reiteró la importancia de construir una organización internacional y recordó el importante patrimonio de cuadros y militantes que tenemos en el mundo: nuestra organización internacional, la Lit-Cuarta Internacional. Una organización que vive un intenso debate interno, a veces acalorado, pero que por eso mismo se consolida y crece: desde Estados Unidos (donde nuestra sección se ha duplicado, con la fusión con otra organización) hasta África (donde tenemos nuevas secciones, de Mozambique a Guinea Bissau, secciones que crecen rápidamente al calor de las luchas), de Turquía a la región de Pakistán-Cachemira-India (donde recientemente han nacido secciones de nuestra internacional). Sin mencionar los progresos –muy valiosos– en Europa del Este, en particular entre los ucranianos que resisten la invasión militar rusa o que están refugiados en varios países europeos. Al mismo tiempo, las secciones más antiguas de la LIT-Cuarta Internacional (de América Latina a Europa) han estado al frente de los recientes procesos revolucionarios, desde Chile hasta Colombia y Ecuador, sin olvidar la importante presencia al frente de las movilizaciones en el Brasil contra Bolsonaro.
Todos salimos fortalecidos de este congreso, conscientes del hecho de que lo que gritamos en las plazas o escribimos en los volantes no son meros eslóganes, sino una realidad concreta: unidad entre trabajadores y estudiantes, lucha contra la explotación y la opresión, internacionalismo, oposición de clase a todos los gobiernos burgueses. Y, sobre todo, aún más convencidos de que es necesario construir la dirección revolucionaria internacional para destruir este sistema putrefacto.

Artículo publicado en www.partitodialternativacomunista.it, 21/7/2022.-
Traducción: Natalia Estrada.

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: