Luego de muchas idas y venidas, y de no concretar los acuerdos del Encuentro Sindical del 21 de marzo a los que se había llegado en el Colegio de Ingenieros (una declaración conjunta, una acción para el 10 de abril y un acto o marcha conjunta para el primero de mayo), un sector de Acción Sindical convocó, junto a “estudiantes” y con el apoyo de los partidos de la MUD, a una marcha el 1º de mayo en Caracas.


Es decir, transformaron un acto de reclamo internacional de la clase obrera contra los gobiernos y los patronos, es decir, de independencia de clase, en un acto policlasista “contra el paquetazo del gobierno”, donde partidos y organizaciones de patronos y obreros marcharon juntos.

Este no era el acuerdo

Desde la UST, saludamos y convocamos al Encuentro del 21 de marzo ya que consideramos que en nuestro país los trabajadores debemos construir una alternativa de clase, independiente, con un programa que dé respuesta y una salida a la crisis económica, política y social por la que atravesamos.

Venimos denunciando que los “diálogos” que llevan a cabo el gobierno, los empresarios, la MUD y muchos dirigentes sindicales, no son más que pactos para hacerles pagar la crisis a los trabajadores y sectores pobres. Así, han acordado salarios miserables, liberación de precios, entrega de dólares y rediscusión de la LOT, entre otras cosas.

Pero, lamentablemente, los mínimos acuerdos a los que se habían llegado no solo no se cumplieron sino que se tergiversaron, como [con] la marcha poli-clasista del 1º de mayo.

¿Todos juntos, contra el gobierno?

Es lícito hacer acuerdos, en algún momento, con diferentes sectores no obreros para defender algunos derechos que este y otros gobiernos atacan, como el de movilización, expresión, etc. Pero no era el caso de esté primero de mayo: un día de lucha contra los patronos privados, estatales, y el gobierno y su paquetazo consensuado con la MUD, FEDECAMARAS, Wils Rangel y demás burócratas oficialistas.

La declaración de Acción Sindical y los “estudiantes”, publicada en los medios, solo ataca la política gubernamental pero… ¿y los patronos privados, que hambrean, persiguen y despiden a los luchadores? ¿Y los burócratas sindicales que son cómplices de esos patronos privados? ¿Y las multinacionales que saquean al país a través de las empresas mixtas, la deuda externa, etc.?

Por eso consideramos un gran error de los dirigentes sindicales que se dicen clasistas, haber convocado junto a los partidos de la MUD a una marcha en el día de lucha internacional de los trabajadores contra la explotación capitalista.

Los compañeros de CCURA (y el Partido Socialismo y Libertad (PSL), de Orlando Chirino) que no firmaron la convocatoria de Acción Sindical, fueron parte de ese acto.

Nos parece equivocada esa participación ya que ayuda a aumentar la confusión que hay en la vanguardia. Durante mucho tiempo los trabajadores conviven dentro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) con todo tipo de empresarios y explotadores.

Hoy se está produciendo una ruptura de un sector con ese partido. La burguesía y la derecha, agrupadas en la MUD y sus partidos, tratan de capitalizar esa ruptura con posiciones demagógicas. Por eso este primero de mayo debíamos dejar en claro que la burguesía y sus partidos de la MUD no son ninguna salida. Que debemos luchar contra todos los patronos, sean estatales o privados, y los gobiernos que los amparan y defienden la propiedad privada. Y que la única salida es un gobierno de los trabajadores.

Desde la UST continuaremos llamando a concretar un polo de independencia de clase, con un programa obrero y popular para luchar por una salida a la crisis y un gobierno de trabajadores que lo lleve adelante.

Artículo publicado en Lucha Socialista Nueva Época n.° 11, mayo de 2014.-