PREPAREMOS UNA HUELGA GENERAL, INDEPENDIENTE DE LA MUD Y LOS PATRONES

En medio de una de las catástrofes más grandes que ha vivido el pueblo venezolano, buscando comida para sus hijos, sin medicinas, esquivando las enfermedades, que parecían superadas, como la difteria, la malaria o la tuberculosis o padeciendo, la inseguridad y la violencia cotidiana, el deterioro generalizado de los servicios, los constantes cortes de electricidad, la falta de agua en barriadas enteras, entre otros; el CNE suspendió el proceso del revocatorio que estaba previsto continuara los días 26, 27 y 28 del corriente, para completar el 20% de firmas exigidas para su realización.

Por UST-Venezuela

Esta decisión se ha sumado a una serie de maniobras y medidas para impedir que el pueblo pudiera utilizar el Referéndum Revocatorio para salir de este gobierno.

Amplios sectores de la población tenían expectativas en ese revocatorio y se convocaran a nuevas elecciones. El 1% de firmas necesarias ya juntadas y reconocidas por el CNE y el 20% hacia fin de mes habían creado la ilusión que se podía cambiar de gobierno y salir de la crisis a través de las elecciones.

Nosotros defendemos el derecho del pueblo venezolano de revocar el mandato de Maduro. Sea por la vía del Referéndum o por la lucha, exigiendo que se vaya. Ningún pueblo debería soportar un gobierno que lo condena a la miseria y el hambre. Por eso opinamos que Maduro debe irse.

Repudiamos todas las maniobras y resoluciones tanto del TSJ como del CNE para impedir el Referéndum Revocatorio. Es evidente que si el pueblo se pudiera expresar pondría en evidencia el repudio generalizado al gobierno, responsable de esta catástrofe. De esta forma Maduro no hace otra cosa que acentuar su carácter represivo y autoritario, alejado de las necesidades de los trabajadores.

Ante esto la Mesa de la Unidad Democrática ha convocada a una “toma de Venezuela” que se concretó el día 26. A pesar de las profundas carencias de la población y la arrechera popular esta marcha solo planteó que se dé continuidad al proceso del revocatorio. Y convocaron a un paro de 12 horas para el día 28 que fue muy débil y una nueva marcha para el 3 de noviembre para ir a Miraflores. Algunos dirigentes de la MUD, ahora van dejando de lado el Revocatorio y cuestionan la nacionalidad de Maduro. Otros hablan de elecciones nacionales. ¿Abandonarán la exigencia del revocatorio? ¿Qué pedirán en Miraflores?

La situación se viene tensando, con una profundización de la crisis política. Y también de la polarización de estos dos sectores burgueses en su pelea por el control del poder y la renta petrolera.

Si bien existe el derecho democrático al revocatorio, consideramos que no es una solución a los problemas del pueblo ya que si triunfase en el revocatorio, los partidos de la MUD, en un eventual gobierno suyo, y abandonando las promesas electorales para desviar las luchas, ahora intentarían llevar adelante el mismo o peor plan de ajuste que ya padecemos y que los empresarios han acordado y vienen exigiendo aplicar en su totalidad. Por eso nada podemos esperar a favor de los trabajadores y el pueblo de dirigentes y partidos que están o han estado gobernando alcaldías, gobernaciones o en el pasado el país, partidos como Acción Democrática y COPEI o Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia, que son derivados de los primeros, y dirigentes como Capriles o Ramos Allup, entre otros.

Aquí no hay como quieren hacer creer con sus disputas, una pelea entre la “derecha fascista y un gobierno socialista revolucionario”. Ni hay una disputa entre “democracia y dictadura”. La gran pelea es por la renta petrolera y las inmensas riquezas naturales, que alegremente el gobierno de Maduro está entregando a las multinacionales con los acuerdos del Arco Minero del Orinoco.

A esta altura queda claro que la MUD, a pesar de haberse fortalecido a nivel de movilizaciones, de controlar la Asamblea Nacional, gobernaciones, direcciones sindicales o alcaldías, no ha utilizado esa fortaleza para llamar a enfrentar no solamente el ataque a los derechos democráticos como es el voto, sino a enfrentar el ajuste que está llevando al hambre y la miseria a la mayoría del pueblo venezolano. No es esa su preocupación. Más aún debemos denunciar que la oposición ha desviado toda posibilidad de luchar contra el ajuste, controlando férreamente sus marchas bloqueando toda posibilidad de ir más allá de reclamar la realización del referéndum.

Los trabajadores deben encabezar la lucha para echar a Maduro con una huelga general

Ante la polarización que lleva a una mayor crisis del país, los trabajadores no podemos limitarnos a mirar la pelea entre la MUD, Maduro y el PSUV.  De esa pelea no saldrá nada bueno para el pueblo trabajador. Además ahora el gobierno, después de entrevistarse con el Papa está convocando a un “dialogo”, y la MUD se divide entre los que quieren y los que no quieren, aunque hace rato vienen negociando a espaldas del pueblo. Queremos alertar que este “dialogo”, bajo el manto del Vaticano y el imperialismo, secreto, a espaldas del pueblo nada bueno traerá para los trabajadores y el pueblo.  Ramos Allup, Presidente de la Asamblea Nacional, ha llamado a las Fuerzas Armadas a “defender la Constitución” ¿Será que las FANB que han venido sosteniendo al gobierno de Maduro con represión, como en los últimos acontecimientos y en tantas luchas obreras,(además de controlar los negocios de distribución de productos de primera necesidad) ahora saldrán a defender la Constitución y al pueblo? ¿Será que ahora la Asamblea Nacional logre destituir a Maduro, después de que en 10 meses no  aprobó ninguna ley a favor de los trabajadores y el pueblo ni apoyó ninguna de sus luchas. Así como no debemos confiar en el dialogo de Maduro y el PSUV ¡No podemos confiar ni en las Fuerzas Armadas, ni en la Asamblea Nacional controlada por la MUD!

Frente al “paro Cívico” con los empresarios los trabajadores y sectores populares tenemos que preparar una huelga General para echar a Maduro y para enfrentar el ajuste que nos lleva a la miseria. Pero debe ser en forma independiente de patronos y los partidos de la burguesía. Tenemos que hacer oír nuestra propuesta obrera y popular ante la catástrofe.

maduro

Una propuesta de programa

Por eso nuestro llamado es en primer lugar a los trabajadores, sus organizaciones sindicales y sociales a la organización independiente con un programa que debería ir contra el hambre y la miseria, por un salario acorde a la cesta básica, por el reenganche de todos los despedidos, por la defensa de las organizaciones sindicales y la realización de elecciones en todos los sindicatos vencidos, por la suspensión del pago de la deuda externa, con una controlaría por parte de los trabajadores y el pueblo para investigar esos préstamos, y confiscar a los corruptos, por la repatriación de los capitales fugados; con ese dinero implementar un plan de emergencia para alimentar y curar a nuestro pueblo: ¡Comida y medicinas para todos los que lo necesiten! Por la defensa de todos los derechos democráticos y humanos del pueblo venezolano.

Junto a lo anterior se deben tomar una serie de medidas para reactivar las industrias básicas y estratégicas, (alimentos, medicinas, etc.) anular los contratos realizados por el gobierno con las empresas en el marco del Arco Minero, nacionalizar totalmente el petróleo, sin empresas mixtas ni multinacionales, eliminación en las zonas francas de las medidas que favorecen a las patronales para súper explotar a los trabajadores.

Dentro de los puntos por los que debemos luchar es por cambiar todo un régimen que le permite a los gobernantes de turno entregar nuestros recursos naturales a las multinacionales, negociar a espaldas del pueblo, endeudarse, controlar las organizaciones obreras, perseguir y encarcelar a los luchadores, atacar las manifestaciones populares y manipular la justicia, las elecciones desconociendo los más elementales derechos entre otras cosas. Proponemos la convocatoria a Una Asamblea Nacional Constituyente libre, soberana y plenipotenciaria con todos los poderes necesarios para para presentar una propuesta de Gobierno de los Trabajadores y el Pueblo, a través de sus organizaciones independientes y democráticamente constituidas, con todos los dirigentes electos por la base y revocables en todo momento.

Creemos que  las Centrales como UNETE, Coalición Sindical, corrientes como FADESS, Sindicatos de base que han surgido enfrentando al oficialismo, deben estar a la cabeza de una convocatoria, junto a las organizaciones políticas y populares, para concretar esta respuesta inmediata, fuerte y democrática de la clase obrera y el pueblo  independiente de la MUD y el gobierno.

Mientras tanto debemos organizar en los lugares de trabajo la pelea. Debemos hacer reuniones, asambleas para poner en pie de lucha nuestras fuerzas obreras y populares y exigir a los dirigentes romper la pasividad o compromisos con el gobierno y la MUD.

Por la Construcción de una alternativa política de los trabajadores

Desde la Unidad Socialista de los Trabajadores (UST), opinamos que no hay solución a los graves problemas del país y sus trabajadores, sino luchamos y conquistamos un gobierno propio un gobierno obrero, campesino y del pueblo trabajador. Ni los militares ni empresarios, sean boliburgueses o de la MUD van a gobernar a favor del pueblo. Ya lo demostraron. Pero para conquistar este gobierno es necesario construir una herramienta política de los trabajadores, los campesinos y el pueblo trabajador. Debe ser una alternativa independiente de la MUD, del gobierno, los militares y los empresarios. Una herramienta para organizar, impulsar y apoyar las luchas del pueblo y conquistar el gobierno.

Desde la UST estamos apoyando y participando de la Plataforma del Pueblo en Lucha. Apoyamos la realización de encuentros que nos permitan ir apoyando las distintas manifestaciones de descontento popular y las luchas de los trabajadores y en ese marco ir debatiendo la necesidad de construir esa herramienta de lucha política, independiente.