Queridos amigos y amigas de todo el mundo

El texto de abajo, es un breve relato de las protestas contra los Juegos Olímpicos de Tokio, realizado el 23 de julio.

En medio de un estado de emergencia por el crecimiento de la pandemia Covid-19, la administración del gabinete de Suga (primer ministro de Japón), junto con el Comité Olímpico Internacional (COI), decidieron arbitrariamente celebrar la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio contra la opinión pública del 80% de los japoneses y japonesas.

Una acción fue organizada en Tokio por las centrales sindicales Doro-Chiba, Kan-Nama, Minato-Godo y la Coordinación Nacional de Centrales Sindicales, con la participación de cientos de trabajadores, estudiantes y ciudadanos, incluyendo trabajadores y trabajadoras de la salud, ciudadanos de Fukushima, Hiroshima y Okinawa, causando el fin de la ceremonia de apertura.

Después de una manifestación vespertina en un parque de Shibuya, en el centro de Tokio, los participantes protestaron en las calles con lemas como «¡cancelen los Juegos Olímpicos de inmediato!» y enfrentando las barricadas de la policía.

En la plaza frente a la estación de tren de Shibuya, uno de los puntos de encuentro más populares de la ciudad, se llevó a cabo una manifestación abierta en la que se convocó a los ciudadanos para que se unieran a la protesta.

Al acercarse la hora de apertura, los manifestantes fueron al Estadio Olímpico, fuertemente custodiados por la policía, y entonaron a coro para que todos los presentes en el estadio escucharan: «primer ministro Suga y presidente del COI Bach, ¡Paren la apertura inmediatamente!» «¡Nuestras vidas importan!» “¡Nada de Juegos Olímpicos durante la pandemia!”. El discurso de apertura del Emperador, así como el himno nacional, fueron abucheados en todo momento.

La policía reprimió brutalmente la acción. Los estudiantes de Zengakurem (centro de estudiantes japoneses) estaban en línea del frente y fueron los más afectados, con la detención ilegal de uno de ellos. Sin embargo, la manifestación, continuó con valentía frente al estadio hasta tres horas después del final de la apertura.

A la fecha de este relato, se han informado 132 casos de infección por Covid-19 entre los participantes olímpicos, incluyendo varios atletas. Los juegos comenzaron, sin audiencia.

Comité Internacional de Solidaridad de los Trabajadores de Doro-Chiba.

Traducción: Ana Rodríguez