Con un combativo plantón, en el frontis de la tienda ubicada en Plaza San Miguel (Lima), donde se “velaron” los derechos laborales que yacían inscritos en un ataúd, cerca 200 compañeros y compañeras del Sindicato Ripley respondieron al despido abusivo de 3 activistas sindicales, por parte de Tiendas Ripley el pasado 1° de mayo.


El plantón, que coincidió con la conmemoración de la lucha mundial de los trabajadores por las 8 horas de trabajo y el sacrificio de los mártires de Chicago, no ha sido un rayo en cielo sereno. Por el contrario, el Sindicato se encuentra en movilización permanente por el respeto a sus derechos laborales. Lucha que les llevó, en el 2011, a conquistar el pago de un sueldo básico que respete, como mínimo, la llamada Remuneración Mínima Vital y que, en adelante, le ha ganado un lugar en la primera línea de las luchas sindicales del país.

Es esta actitud de lucha consecuente la que, por otro lado, le ha ganado al sindicato la hostilidad de la patronal. Razón por la cual, la Empresa no ha dudado en denunciar penalmente a Mirtha Llanos, Secretaria General del Sindicato, por la realización de los paros del 5 de noviembre y 5 de diciembre del 2012. Denuncias que hoy mismo se ventilan en el Primer y en el Tercer Juzgado de Paz Letrado de Lince y San isidro, a cargo de las juezas Susan Coronado Zegarra y Jacqueline Ganika Higa, respectivamente, por el delito contra la tranquilidad pública en agravio de la sociedad y de Tiendas Ripley.

Finalmente, también han sido denunciados por la publicación, en el periódico mural del almacén por departamentos de Ripley, ubicado en Villa el Salvador, del Acta de requerimiento, emitida por el Ministerio de Trabajo a la empresa, por la desnaturalización de los contratos modales que emplea. Resolución de carácter público que, sin embargo, la Empresa pretende utilizar como prueba de la supuesta “violación del secreto profesional” por parte de los dirigentes del Sindicato.

Por esto tres casos, tanto Mirtha como otros compañeros corren el riesgo de purgar cárcel. De ahí que la lucha continúe y exija hoy la más amplia solidaridad de las organizaciones obreras y populares, dentro y fuera del país, para combatir el abuso de la patronal de Tiendas Ripley, lograr la reposición de los compañeros y compañeras despedidas, el respeto a los derechos laborales de quienes laboran en la Empresa e impedir que se consuma la sanción penal de Mirtha Llanos y los dirigentes del Sindicato.

Por una campaña nacional e internacional en solidaridad con el Sindicato Ripley
 
La situación del Sindicato Ripley es la misma que viven, a diario, cientos de sindicatos, que sólo encuentran en la patronal intransigencia y abuso, muchas veces en condiciones de una mayor desventaja, por la pequeñez o juventud de las organizaciones sindicales. De ahí que la lucha justa del Sindicato Ripley necesita del apoyo decidido y activo.

En la denuncia que se ventila en el Primer Juzgado de Paz Letrado, de Lince y San Isidro, a cargo de la jueza Susan Coronado Zegarra, acompañan a Mirtha como imputados los compañeros: Marcos Centeno, Giancarlo Cornejo, Hugo Visosa, Guillermo Díaz, Jhon Cordova, Christian Cornejo, Rocío Tineo, Elida Zafra, Sandra Cerón, Jorge Cardosa, Antonio Rubio, Edwin Ortíz, Secretario General del Sindicato de Tiendas Saga Falabella, y Juan Guajardo, Secretario General del Sindicato del Banco Falabella.

En el juicio que se sigue en el Tercer Juzgado de Paz Letrado, de Lince y San Isidro, a cargo de la jueza Jacqueline Ganika Higa, son imputados, también, Marcos Centeno, Luis Saavedra, Giancarlo Cornejo, Hugo Visosa, Christian Cornejo, Guillermo Díaz, Rocío Tineo, Silvia Elera, Juan Guajardo, Secretario General del Sindicato del Banco Falabella, y Luis Torres, Secretario General del Sindicato de Banco Ripley.

Llamamos a todas las organizaciones a enviar sus cartas de solidaridad con el Sindicato de Ripley, demandando a la Empresa el cese inmediato de las hostilizaciones, el respeto a los derechos laborales de sus trabajadores -pago de horas extras- y a la negociación colectiva y el archivamiento inmediato de los procesos abiertos contra Mirtha Llanos y los miembros de su directiva e, incluso, contra dirigentes de los sindicatos de Tiendas Saga Falabella, del Banco Saga Falabella y del Banco Ripley, sólo por solidarizarse y hacerse presentes en los plantones convocados por el Sindicato Ripley.

¡Tania Turriate, reposición!

En un hecho que sienta un peligroso precedente, el pasado 8 de abril, el 18° Juzgado Especializado de Trabajo, a cargo de la jueza Ofelia Angélica Toledo López de Vigo, falló contra la demanda interpuesta por la despedida Tania Turriate Cavero, principal impulsora de la formación del Sindicato de Trabajadores del Banco Ripley, por nulidad de despido contra el Banco Ripley (Sentencia N° 072-2013).

En su resolución, la jueza concluye que no hay “despido nulo”, debido a que la Empresa “no sabía” que la compañera Tania se encontraba organizando el Sindicato. Es decir, ahora se supone que, para construir nuestros sindicatos, los trabajadores y trabajadoras debemos “informar” a la Empresa o seremos susceptibles de ser despedidos sin más. Esto es un completo absurdo, debido a que toda la experiencia de los jóvenes sindicatos, que hoy existen, es la de una construcción secreta para evitar, justamente, el despido inmediato de los organizadores del mismo.

La compañera Tania ya ha presentado su apelación ante el 18° Juzgado Especializado de Trabajo Transitorio, a cargo de la jueza Ofelia Toledo López, razón por la cual llamamos a realizar una campaña, exigiéndole resuelva la reposición de la compañera, como corresponde ante la nulidad de su despido, por violar el derecho constitucional a organizarse sindicalmente.

Informaciones de la campaña

Compañeros de los diversos sindicatos:

En primer lugar, les agradecemos por su apoyo a esta campaña de solidaridad, para detener las denuncias que las empresas Tiendas Ripley y Banco Ripley están haciendo en contra del los dirigentes del Sindicato Unico de Trabajadores del Grupo Ripley, con su Secretaria General a la cabeza, Mirtha Llanos.

Por otro lado, el caso de la compañera Tania Turriate, principal impulsora de la formación del Sindicato del Banco Ripley, que fue despedida por esta causa.

Para obtener informaciones de la campaña y modelos de cartas para enviar a los responsables, escriban a los siguientes correos:

Mirtha Llanos: [email protected]
Tania Turriate: [email protected]
Con copia a: [email protected]