La tarea es avanzar en el estudio y la comprensión del papel de la opresión de las mujeres dentro del sistema capitalista.

Por Corriente Roja

Del 30 de octubre al 2 de noviembre tuvo lugar en Madrid el II Seminario Europeo de Mujer de la LIT-CI, con la participación de cerca de 50 personas, entre las que se encontraba una delegación de 16 compañeros/as de Portugal, Italia, Bélgica; y dos compañeras de Colombia y Brasil, en representación del PSTU (B) y de la LIT-CI. Las restantes venían de distintas regiones del Estado español.

El seminario se enmarca dentro del proceso de reelaboración programática en el que está inmersa la LIT-CI hasta su próximo congreso mundial. Su objetivo era avanzar en el estudio y la comprensión del papel de la opresión de las mujeres dentro del sistema capitalista, así como en la elaboración teórica y programática de nuestros partidos para responder, de manera revolucionaria, a la lucha por la liberación de las mujeres.

El seminario comenzó con un homenaje a nuestra compañera Cecilia Toledo, del PSTU de Brasil, autora del importante libro El género nos une, la clase nos divide, recientemente fallecida. Pudimos ver un vídeo sobre su vida que refleja la enorme producción teórica e incansable actividad política de Cilinha – como todas la conocíamos – casi hasta el final de su vida, así como su compromiso personal en la lucha por los derechos de la mujer trabajadora.

A lo largo de cuatro días y medio el seminario transcurrió con el estudio y debate de distintos textos que abordaban temas como la relación dialéctica que existe entre opresión y explotación a la hora de comprender la situación de las mujeres trabajadoras, el papel de las demandas y reivindicaciones de las mujeres dentro de nuestra teoría y nuestro programa y la relación entre la lucha de las mujeres y la lucha por el socialismo. También se debatió sobre los acuerdos y las diferencias, tanto estratégicas como programáticas, entre el marxismo y las distintas teorías feministas que han ido surgiendo desde los años 60.

El seminario finalizó con unas palabras de agradecimiento a todas/os lass compañeras/os de la comisión organizativa que hicieron posible este importante evento y con un balance abierto del mismo en el que se puso de manifiesto que las dudas, incertidumbres e incluso desacuerdos que puedan persistir entre nosotros, lejos de ser algo negativo, constituyen el mejor acicate para seguir profundizando en el estudio y debate de un tema tan crucial para nosotros, ya que la opresión machista y la sobreexplotación que de ella se deriva, afectan a la mitad de nuestra clase.