Joven de 33 años, nació en Talca y la revolución iniciada el 2019 lo encontró a sus 33 años viviendo en Santiago, padre de un niño de cinco años.

Por MIT-Chile

Tras las protestas en Plaza Dignidad lo detuvieron el 15 de noviembre. Hoy Danilo enfrenta una acusación muy dura. Están pidiendo 12 años de condena, más 800 días. En base a las acciones de protesta y un supuesto saqueo que no suma ni siquiera $5.000 pesos, así, la justicia de los ricos lo considera «un peligro para la sociedad».

Su abogada Marìa Rivera comenta que la fiscalía “está pidiendo 4 años por cada lanzamiento de molotov, otros 4 años por elaboración de una molotov y 800 días por un supuesto saqueo a una farmacia”.

Danilo claramente es un preso político, perseguido por participar en la revolución y defenderse de la represión de FFEE, el aparato represor de Piñera que dejó a cientos con daño ocular y a unas decenas de asesinados. Exigimos libertad inmediata para Danilo Valderrama, como mínimo que el gobierno haga un cambio de cautelar a arresto domiciliario. No podemos permitir que esté casi 15 años en la cárcel solo por luchar, menos siendo entregado a la pandemia en las condiciones de crisis carcelaria.