La llegada de las primeras dosis de la vacuna, estuvo acompañada de un espectáculo grotesco de politiquería, con el acostumbrado talante de payaso de Duque. Sin embargo, aunque formalmente ya el plan nacional de vacunación empezó, lo cierto es que no cubrió más que una ínfima parte de los colombianos priorizados en la fase 1, y hasta ahora se ha caracterizado más por ser un espectáculo que un verdadero plan masivo.

Por: Comité Ejecutivo del PST Colombia, 21/2/2021.-

Por eso queremos insistir en el llamado a todas las organizaciones sociales, sindicales y políticas; a las asociaciones médicas, y a la población en general a adelantar una campaña unitaria por la vacuna YA para todos y todas, que incluya:

  • Vacunación YA, cese del secretismo corrupto y las mentiras. Que se realice el proceso de frente a todos y que no se paguen sobrecostos. Que la compra de todas las dosis se haga cuanto antes para evitar más muertes.
  • Un plan de vacunación universal, no se debe excluir más que a los grupos para quienes esté médicamente contraindicada, se debe incluir a todos los habitantes del territorio incluidos los migrantes en situación irregular quienes son particularmente vulnerables al virus por sus condiciones de hacinamiento, insalubridad y pobreza. En la primera fase se deben incluir todos los trabajadores de la salud sin diferenciación de supuestas líneas, e incluir al personal de aseo, vigilancia y mantenimiento que trabaja en hospitales y puestos de salud.
  • Vacunación gratuita, no se debe permitir la venta de la vacuna a particulares; el derecho a la vida no puede ser un privilegio de clase.
  • Plan de vacunación único y centralizado, el gobierno no debe lavarse las manos en los alcaldes locales o gobernadores; debe ser un proceso coordinado con las entidades territoriales pero centralizado y coherente.
  • Contratación del personal para la campaña de vacunación con todos los derechos laborales, salario digno y bioseguridad.
  • Control popular y obrero sobre el proceso, que se rindan cuentas públicas y que las organizaciones de los trabajadores y los territorios puedan hacer veeduría constante del proceso.
  • Campaña masiva educativa en contra del negacionismo científico y la difusión de mentiras.
  • Se deben realizar test masivos y gratuitos para la población para identificar casos de contagio y poder aplicar las medidas necesarias para contener una mayor propagación.

Mientras que se lleva a cabo este proceso será necesario igualmente acudir a cuarentenas para bajar la presión sobre el sistema de salud, y la renta básica para sobrevivirlas. Tampoco será posible volver a clases presenciales hasta que al menos los docentes todos los trabajadores del sector educativo sean vacunados, la infraestructura educativa debe ser convertida temporalmente en centros masivos de vacunación. Este plan solo podremos conseguirlo retomando el camino de la lucha social iniciada en 2019 y continuada en 2020.

#VacunaYA

Artículo publicado en https://www.magazine.pstcolombia.org/