Compartir

Las entidades y organizaciones reunidas en el Congreso de la CSP-Conlutas y en el Encuentro de la Red Sindical de las Américas hacen un llamado a todas las organizaciones del movimiento negro mundial para que se incorporen en la construcción de la Marcha de la Periferia y del Noviembre Negro 2017.

La burguesía cometió el mayor crimen de la historia que fue la esclavización de más de veinte millones de africanos(as). Más de la mitad de estos murió en el desplazamiento del interior del África hacia los puertos o navíos negreros que cruzaban el Atlántico con centenas de seres humanos encadenados y tratados como si fuesen animales. Debido al alto índice de mortalidad en sus bodegas, esos navíos quedaron conocidos como “tumberos”.

Ellos también fueron implacables con los pueblos indígenas. Exterminaron a más de cincuenta millones en nombre del capitalismo y con la bendición de la Iglesia.

En el Brasil mantuvieron la esclavitud por más de 300 años; cuando abolieron la esclavitud mantuvieron el latifundio, no dieron educación ni empleo, manteniendo al pueblo sin tierra, sin empleo, sin educación y sin respeto humano.

En el África dividieron el continente de acuerdo con los intereses del imperialismo; sobreexplotaron a la población; quitaron toda la soberanía nacional; llevaron todas las riquezas del continente.

En Haití, invadieron varias veces el país, pusieron gobiernos fantoches y trajeron tropas extranjeras para reprimir a la población.

Todo eso para garantizar sus ganancias y sus riquezas.

Muchos herederos imperialistas reconocen que practicaron todo ese holocausto. ¡Son reos confesos, sin embargo, impunes! Hasta hoy, nada hicieron para reparar tales atrocidades.

Por el contrario, continúan el genocidio del pueblo negro e indígena en defensa de los intereses imperialistas, ahora a través de gobiernos representantes y títeres de esos mismos imperialistas.

Lea también  Huelga petrolera: ¡Avanzar en la lucha para derrotar a Bolsonaro, impedir la privatización, y garantizar empleos y derechos!

Para nosotros que construimos la Marcha Nacional de la Periferia en varios países del mundo llegó la hora de cambiar los rumbos de esa historia. Es hora de intensificar la resistencia negra, indígena, juvenil, femenina, LGBT y proletaria que crece en todo el país. Es hora de unificar las luchas alrededor de la construcción del Noviembre Negro y de la Marcha de la Periferia rumbo a una perspectiva de profunda transformación social y construcción de un mundo sin explotadores y sin explotados.

¡Es hora de ajustar cuentas!

Si los Estados imperialistas cometieron un crimen histórico, tienen que pagar y reparar sus acciones.

Tienen que reparar a los quilombolas, indígenas y naciones que fueron saqueadas de sus riquezas y de la posibilidad de desarrollo social.

Nuestra juventud negra e indígena tiene que tener un futuro. Nuestros pueblos tienen que reparados con políticas para salud pública, estatización de los hospitales, proyectos educativos, de formación y calificación profesional; proyectos de creación de empleo pleno para toda la población de los países explotados.

Los inmigrantes tienen derecho a la nacionalidad y a derechos plenos en los países que fueron beneficiados con la explotación de los pueblos africanos, asiáticos y de las Américas.

Ningún derecho menos para los trabajadores e inmigrantes, ¡que los ricos paguen por la crisis!

Pan de construcción de obras públicas para generar empleos.

¡Inmediata suspensión del pago de toda la deuda pública!

Vamos a organizar a los pueblos explotados en nivel internacional.

Instalar en cada país los Consejos Populares de los trabajadores explotados, donde las decisiones sean tomadas de forma colectiva y democrática.

Apoyar la lucha de los inmigrantes en todo el mundo.

Lea también  África: nacionalizar y estatizar la producción mineral para poder vivir

Combatir toda forma de racismo y de preconcepto opresor.

Exigir reconstrucción y reparación de los países imperialistas a los países que fueron perjudicados con la explotación capitalista.

Reunión de países y entidades
en el Congreso de la CSP-Conlutas
y en la Red Sindical de las Américas