Compartir


Una mesa representando diversas entidades de izquierda, del movimiento sindical y feminista marcó la apertura oficial del I Encuentro Nacional del Movimiento Mujeres en Lucha (MML), movimiento clasista y feminista liado a la CSP-Conlutas. Este puede ser un evento histórico para las mujeres trabajadoras y su abertura se realizó en Belo Horizonte (Minas Gerais, Brasl) con cerca de 1.500 mujeres.


La mesa que abrió el encuentro contó con representantes de la CSP-Conlutas, el Sindicato de los Metalúrgicos de São José dos Campos, el Frente por la Legalización del Aborto, Marcha de las Putas-BH, la Marcha Mundial de Mujeres, el MTST, el Movimiento Lucha Popular, la Red Feminista, el PSOL, el PSTU y la LER-QI. Estuvieron presentes también representaciones internacionales de la Argentina, Bolivia, Paraguay, el Estado Español, la India, Inglaterra, Alemania y Siria.


"Este encuentro materializa nuestra certeza del proyecto que discutimos para la CSP-Conlutas", afirmó Joaninha Oliveira, representante de la central, refiriéndose a la idea de construir e impulsar una organización que uniera no sólo los sindicatos sino los movimientos sociales y las organizaciones de lucha contra las opresiones, como el propio MML.


La dirigente del PSTU, Vanessa Portugal, destacó el carácter histórico del encuentro. "Tal vez las mujeres más jóvenes que están aquí no tengan la dimensión de este encuentro, pero podemos afirmar que se trata del mayor encuentro clasista de mujeres de los últimos 20 años", dijo, resaltando que está siendo realizado justamente en el momento en que la presidencia está en las manos de la primera presidente mujer del país, en una crítica a la tesis del "empoderamiento" de las mujeres. "Algunas certezas están siendo destruidas, pero otros sueños van construyéndose", afirmó, siendo muy aplaudida.


Vanessa se delimitó también con los movimientos feministas que no cuentan con el criterio de clase y reducen la lucha a la cuestión de género. "Sin los hombres no es posible la lucha por el socialismo, pero sin las mujeres tampoco", dijo."Yo soy de lucha/soy radical/estoy en lucha en el Encuentro Nacional" entonaban las mujeres de los más variados lugares del país.


Laura Symbalista, del Frente por la Legalización del Aborto reafirmó que "este encuentro es extremadamente importante para reunir y organizar el movimiento feminista". Helena Silvestre, del Movimiento Lucha Popular, que dirige actualmente una ocupación urbana con más de mil familias en Osasco, destacó la importancia de la lucha de las mujeres. "Históricamente, las mujeres sufrieron varias imposiciones: en la salud, en la educación, en la familia; el machismo de alguna forma impuso un lugar para ella”, denunció, afirmando enseguida que “es preciso luchar contra esa imposición y mostar que el lugar de la mujer es donde ella quiere estar y en la lucha”.


Lola Escriba Lola


Lola Aronovich, profesora de Letras de la UFC y autora del blog Escriba Lola Escriba, referencia en el asunto y en el movimiento feminista, recordó una coincidencia entre las fechas en que surgieron su blog y el MML, ambos en 2009. "Mi blog es personal, virtual; el MML es colectivo y social", dijo. "Muchas mujeres se descubrieron feministas leyendo mi blog, quedaría muy feliz si esas mujeres vinieran a encontrar una herramienta política como el MML para fortalecer su lucha por sus derechos", afirmó.


La bloguera elogió la diversidad encontrada allí. “Creo que es fantástico que estemos en un movimiento de mujeres que tiene tantas negras, homosexuales, transexuales, trabajadoras; es preciso que los movimientos y los partidos políticos den aún más voz a esas mujeres”, defendió.


Lola no dejó de criticar el gobierno Dilma. Aunque considere que su elección fue “importante”, ella dijo estar “muy decepcionada con ese gobierno”. “Yo esperaba más del primer gobierno de una presidente mujer en ese país”, afirmó.


Expectativas superadas


La preparación del encuentro ya había demostrado bastante fuerza, con pre-encuentros realizados en los estados, así como diversas campañas financieras realizadas por las mujeres para viabilizar la ida de las caravanas a Minas, manteniendo la independencia financiera y política con relación a los gobiernos. Las inscripciones confirmaron la agitación  en las regiones, superando todas las expectativas con cerca de 2300 mujeres. Después de la apertura, el encuentro sigue los días 4 y 5 en la ciudad de Sarzedo, en la Gran Belo Horizonte.

Lea también  El machismo en las organizaciones de izquierda y del movimiento obrero. Una perspectiva de clase