Compartir
Encuentro con 512 delegadas electas reafirma la lucha contra el machismo y avanza en la discusión sobre la participación de las mujeres en los sindicatos. 
 

“Mujeres en la lucha, contra la opresión; abajo el machismo y la explotación”. Fue con esa consigna que concluyó el I Encuentro Nacional de Mujeres de la CSP-Conlutas, el 27 de abril en Sumaré (SP). Pocas horas antes de la apertura del congreso de la Central, cerca de 512 delegadas electas en todo el país realizaron un encuentro donde se discutió la opresión y la lucha de las mujeres en sus distintos niveles. Los 600 lugares disponibles en el plenario quedaron completamente colmados.
 
“Fue un encuentro muy victorioso, donde tuvimos la participación de varios estados, discutiendo el trabajo de base en la lucha contra la opresión y la explotación” , afirmó Ana Pagamunici, de la dirección ejecutiva del Movimiento Mujeres en Lucha de la CSP-Conlutas. “Reafirmamos nuestra independencia en relación al gobierno Dilma; la importancia de la campaña nacional por las guarderías; de la lucha por igual salario por igual trabajo; además de ampliar la discusión por el fortalecimiento de la participación de las mujeres en el movimiento sindical y popular”, resume Pagamunici, que también destacó la participación que tuvieron los hombres en el encuentro.
 
Mujeres obreras
 
Uno de los puntos altos del encuentro fue la fuerte presencia de mujeres obreras. Fueron ocho delegadas de la construcción civil de Belém (PA) y ocho metalúrgicas de São José dos Campos (SP), además de la presencia de mujeres del metro, de la confección, profesoras e incontables otros sectores.
 
“La vida de las mujeres en los sindicatos ya es difícil, en un sector con presencia mayoritariamente masculina, es más difícil aún”, afirmó Rosângela Calzavara, metalúrgica de la Embraer, destacando el avance de las mujeres en esos sectores y la importancia fundamental de la participación femenina. “Sin las mujeres, no vamos a transformar la sociedad, no vamos a llegar al socialismo”, afirmó.
 
La obrera de la construcción civil Delsarina de Almeida, la ‘Deusinha’, también concedió un importante testimonio sobre las condiciones y dificultades de las mujeres obreras en los locales de trabajo. “Pero no basta luchar contra el asedio en las obras y demás locales, tenemos que luchar contra el machismo en todos los lugares”, opinó, hablando también de la importancia que tuvo el Encuentro de Mujeres, promovido por la entonces Conlutas en 2009 para que llegara a esa comprensión de la necesidad de la lucha contra las opresiones.
 
Presencia internacional
 
Además de la participación de mujeres de diversas regiones del Brasil, en el encuentro también hubo destacadas representantes internacionales de la lucha contra la opresión. Fatma Ramadan, de la Federación de Sindicatos Independientes de Egipto, hizo un emocionante relato de la importancia de las mujeres en la revolución que derrocó a Mubarak. “En la plaza Tahrir, las mujeres hacían las mismas cosas que los hombres”, relató.
 
La sindicalista egipcia relató un caso en que un salafista (islamistas fundamentalistas) insistió en pedir disculpas a las mujeres en la plaza Tahrir, cuando notó el protagonismo femenino en la revolución. “Él insistió en pedir disculpas a las mujeres allí en la plaza” , dijo. Al final de la intervención de Fatma, los centenares de mujeres del plenario cantaron la consigna: ‘con la lucha del pueblo Mubarak cayó/ Egipto tiene el apoyo de las mujeres de Brasil’.
 
El encuentro también tuvo la presencia de una representante de los estudiantes de Costa Rica y de Haití.

Lea también  El Salvador: Pandemia, violencia y pobreza: consecuencias prevenibles para las mujeres trabajadoras

Fuente: www.pstu.org.br