Compartir

A un año del rechazo al proyecto de ley que nos daba la posibilidad de elegir el momento de nuestra maternidad y mientras los celestes festejan ese rechazo, cerrando actos de campaña  celebrando el aborto clandestino, las mujeres estamos de luto. No solo por las muertes por aborto que siguen dia a dia, sino porque un dia antes de ese aniversario, la desidia penitenciaria y todo el sistema judicial machista mataron a Patricia.

Por PSTU-Argentina

Patricia Solorza tenía 40 años y era una presa por decidir el momento de su maternidad. Madre de 3 hijos, se dio cuenta que estaba embarazada cuando estando en su casa tuvo un aborto espontáneo, se asustó y colocó el feto en una bolsa plástica. Un vecino la vio tirarlo y la denunció. Luego de esto el sistema judicial arremetió contra ella. El mismo que avala a los asesinos de Santiago, Rafael Nahuel, el mismo que perdona a los corruptos y absuelve a Milani y el que tiene preso a Daniel Ruiz por luchar. Porque la justicia beneficia a los ricos y a los poderosos y condena trabajadores y trabajadoras.

A los 2 meses la fueron a buscar a su casa. Fue acusada de «homicidio agravado por el vínculo» (la figura legal con la que se penaliza el aborto),  y para tener una condena más corta Patricia tuvo que aceptar el juicio abreviado y la culpa. Le dieron 8 años de cárcel, le rechazaron la posibilidad de tener domiciliaria para cuidar a su hijo mayor discapacitado, y a sus otros dos hijos muy pequeños.

Ella había cumplido ya 6 años de su condena. Estudiaba  dentro de la cárcel, participaba de talleres  y además era parte del equipo de rugby Las Espartanas. Recuperar la libertad era su mayor deseo.

Lea también  Exitosa jornada internacional de lucha por la libertad de Daniel Ruiz

Hace 2 meses sufría de dolores abdominales y como no funcionan los servicios médicos penitenciarios no era atendida. Cayó hace 15 días en la guardia del hospital, donde los médicos no pudieron salvarla. Increíblemente ella muere por una peritonitis, asi de injusto: PERITONITIS! Y claro, abandono de persona, pues fue algo que se pudo advertir dos meses antes y no fue escuchada, condenandola a la muerte.

La bronca que sentimos cuando nos siguen matando. Condenando nuestras vidas. Sin educación, sin salud, ni el derecho de decidir sobre nuestros cuerpos, ni nuestro futuro. Todas somos Patricias en la vida. Tratando de sobrevivir a un sistema machista, donde todo nos cuesta el doble de esfuerzo. Pero no van a pararnos, seguiremos luchando por conquistar nuestros derechos,sobre todo porque no podemos aceptar que ninguna mujer pobre y trabajadora muera por el aborto clandestino.

Que el odio y la bronca se conviertan en lucha, LUCHA MUJER!!!

Por Patricia y todas, necesitamos:

Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto seguro, legal y gratuito para no morir.

-El pueblo en las calles ya se pronunció el 8A! Aborto legal ya, por decreto de Necesidad y Urgencia para evitar más muertes!

-Basta de justicia machista! Justicia por Patricia!

-Separación de la Iglesia del Estado ya!