Compartir

Las masivas movilizaciones del 8M del 2018, que se desarrollaron en más de 120 ciudades del Estado español, culminaron una jornada sin precedentes plagada de huelgas, paros y concentraciones, en el que las mujeres y la juventud fuimos la vanguardia, pero a la que no faltaron centenares de miles de hombres.

Por Corriente Roja

El pasado 8 de marzo fue reflejo no solo de la lucha por los derechos de las mujeres, sino también del descontento social. Millones de mujeres no se conformaron con “hacerse visibles” y salieron a las manifestaciones a expresar su rabia contra el Gobierno y contra las instituciones machistas del régimen monárquico, que promueven y fomentan la desigualdad. Fue especialmente ejemplar, el papel de los miles de estudiantes que, con nuestras compañeras al frente, tomamos la lucha contra el acoso y la opresión machista y LGTBIfóbica en nuestros centros de estudio, junto con la lucha por una educación pública, de calidad y en valores de igualdad.

Ese es justamente el ejemplo que desde Corriente Roja queremos reivindicar: Este año necesitamos un 8 de marzo aún más masivo que el año pasado, con las mujeres a la cabeza, pero con todos nuestros compañeros también. El 8M tiene que servirnos para unificar las luchas, y levantar nuestras reivindicaciones estudiantiles, pero también aquellas de las mujeres trabajadoras.

Nos siguen sobrando razones para llenar las calles:

El 2018 no ha hecho sino confirmarnos que no podemos depositar ni un ápice de confianza en las instituciones, y que el camino a seguir para ganar derechos es el de la movilización, así, aún más que el año pasado, sobran razones para vaciar las aulas:

  1. Si el 2018 cerró con la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, que resolvió que en el caso de la Manada no hay violación, y con el sobreseimiento del caso de las temporeras de la fresa en Huelva que denunciaron abusos sexuales de sus jefes, el 2019 ha abierto con 8 (?) asesinatos machistas tan solo en el mes de enero ¡Basta de violencia contra las mujeres! Exigimos la depuración del sistema judicial e inhabilitación inmediata de los Jueces del caso La Manada, así como la modificación inmediata del Código Penal calificando como violación toda relación sexual no consentida: ¡NO es NO! 
  1. A un año del “aclamado” Pacto de estado contra la violencia machista, se pone de manifiesto lo que ya sabíamos: que las medidas del gobierno eran absolutamente insuficientes y que no existe más compromiso por su parte que el que tienen con la UE y sus recortes. De la misma forma que atacan a la calidad de nuestra educación, perpetúan la desigualdad y la opresión fuera y dentro de nuestros centros de estudio.
Lea también  8 de marzo, una gran jornada de lucha

¡Recursos reales para combatir y prevenir la violencia machista!

  1. En el terreno educativo, el gobierno Sánchez no cumplió ni una sola de sus promesas. La Ley Celaá, que prometía acabar con muchas de las medidas de la LOMCE, no ha llegado a salir adelante, e incluso en caso de llegar a aprobarse, son justamente los aspectos machistas de la LOMCE los que el decreto corrige tan solo de forma parcial: los centros concertados que segregan en función del género no se priorizarían, pero tampoco dejarían de recibir subvenciones. Pese a eliminar el peso de la religión en la evaluación, sigue respetando los Acuerdos de la Santa Sede, perpetrando la presencia de la Iglesia Católica en los centros públicos.
    ¡Derogación inmediata de la LOMCE y el 3+2! ¡Fuera la iglesia católica de la educación pública!¡Abajo los acuerdos de la Santa Sede!
  2. Por su parte, de aprobarse el presupuesto para educación en los PGE del gobierno-Sánchez (y de sus socios de Unidos Podemos), pasaría de un 4’15% a un 4,9%. Con esos presupuestos, podemos olvidarnos de una mejora en las becas, en las infraestructuras de los centros, o de medidas para paliar la masificación de las aulas.

¡No aceptamos estos presupuestos! ¡Por un 8% del PIB en educación!

  1. Pero, sobre todo, a quienes más golpean los recortes es a los sectores más oprimidos del estudiantado, por ejemplo, varios estudios de investigación sobre la situación del colectivo LGTBI en las aulas nos constatan que más del 50% del alumnado que se declara LGTBI ha sufrido acoso escolar de algún tipo. Es importante hacer esta explicación con nuestros compañeros de cara al 8M: Sin un presupuesto real no es posible implantar medidas de combate a la violencia machista y LGTBIfóbica en los centros.

Es urgente implantar protocolos contra el acoso y la violencia hacia las mujeres y el colectivo LGTBI, pero esto requiere de profesionales que ayuden a sensibilizar sobre el problema y que atiendan a las personas afectadas, así como de recursos económicos y de infraestructura para su acompañamiento. De igual modo, otras medidas como la implantación dentro del curriculum escolar de una asignatura de educación sexual, en valores de igualdad y que combata cualquier tipo de opresión, exige a los centros formación específica y profesionales para que tenga lugar de manera efectiva

¡Protocolos reales contra el acoso en los centros de estudio! ¡Educación sexual y en valores de igualdad, dentro del curriculum escolar! 

PP, Ciudadanos y VOX: más ataques a la pública, machismo, racismo y LGTBIfobia.

El nuevo gobierno andaluz no solo es motivo de preocupación para muchas mujeres y para el colectivo LGTBI, que temen un aumento de la represión. Además de mantener los recortes y los ataques a la pública de su antecesora del PSOE, amenazan con imponer un cambio de modelo educativo, que ambicionan, además, exportar al resto del estado. Bajo el pretexto de “el derecho de los padres a elegir el modelo educativo que deseen para sus hijos”, da más peso a la escuela católica concertada (y machista), alejando cualquier posibilidad de implantación en los centros de una educación sexual en valores de igualdad.

Lea también  Solidaridad con Daniel Ruiz desde el Estado español

Para enfrentar a esta derecha reaccionaria del régimen monárquico, no podemos confiar en que la solución venga de “frentes de izquierda” electorales. En Andalucía tenemos fresca la memoria de los destrozos del gobierno PSOE-IU, y a nivel estatal, Unidos Podemos ha abandonado toda preocupación por las reivindicaciones de la juventud: desde el abandono de la Ley Trans a vender como progresistas unos presupuestos ridículos que precarizan nuestra educación e imposibilitan poner medidas contra el machismo y la opresión al colectivo LGTBI. Es necesario un plan de lucha amplio contra el gobierno andaluz y contra el gobierno-PSOE a nivel estatal.

¡Es necesario impulsar, empezando por el 8-M, la resistencia unitaria contra cada ataque del nuevo gobierno andaluz y del gobierno-PSOE! ¡Construyamos una salida obrera y democrática a la crisis desde la movilización!

¡Organizar el 8M desde YA, en cada instituto y universidad, y junto a las trabajadoras!

La única salida posible es redoblar la movilización, para lo cual este 8M es una gran oportunidad. Para garantizar el éxito de la convocatoria, es necesario construir la jornada desde cada centro de estudio y en unidad con las y los trabajadores, empezando por los profesores y el PAS, que conviven día a día con nosotros y son afectados de forma directa por los recortes en educación.

Necesitamos en la calle a todos nuestros compañeros, hombres y mujeres para ganar derechos para las mujeres y para todo el estudiantado. Desde Corriente Roja pensamos que somos las mujeres quienes tenemos que estar a la cabeza de esta jornada (y no solo de esta), pero estamos en contra de llamar a la mitad de nuestras clases a esquirolear la huelga.

Finalmente, todos estos desafíos exigen trabajar esta convocatoria en los centros desde YA, involucrando al conjunto de nuestros compañeros, garantizando que es la mayoría del estudiantado quien toma las decisiones. Es fundamental entender la huelga estudiantil debe ser construida desde los propios centros de estudio y no desde fuera, y por tanto la tarea de los activistas de institutos y universidades debe ser organizar asambleas generales para votar la huelga en nuestros centros, a ser posible parando la actividad docente. Por otro lado, debemos explicar con paciencia, clase a clase, cuales son los motivos por los que todas y todos debemos movilizarnos. ¡Por un 8M, masivo, construido democráticamente y con toda la clase obrera! ¡Si estudiantes y trabajadoras, se para TODO!

Lea también  No a Bolsonaro y la apología al turismo sexual
¡Organiza la huelga en tu centro!
  • Los estudiantes tenemos derecho a organizarnos con nuestros compañeros para decidir si hacemos huelga de forma independiente. Lo ideal para decidirlo es hacerlo en una asamblea general donde se paren las clasesy todo el mundo pueda asistir.
  • Tenemos derecho a un espacio donde quepamos todas y todos y a hacerlo dentro del horario del centro.
  • Si no sabes cómo organizarlo, o te han puesto alguna pega, una buena idea es organizar junto a tus compañeros una recogida de firmas para pedir la asamblea. También tenemos derecho a convocar asamblea votándolo en una Junta de delegados, donde estén los delegados de cada clase través de la junta de delegados de alumnos del centro.

¡TODAS Y TODOS A LA HUELGA POR LOS DERECHOS DE LAS MUJERES!

¡RECURSOS CONTRA LA VIOLENCIA EN LAS AULAS!

¡FUERA LA IGLESIA DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA!

¡DEROGACIÓN DE LA LOMCE Y EL 3+2!

  • ¡Basta de violencia contra las mujeres!
  • ¡Depuración del sistema judicial e inhabilitación inmediata de los Jueces del caso La Manada!
  • Modificación inmediata del Código Penal calificando como violación toda relación sexual no consentida: ¡NO es NO!
  • ¡Derogación inmediata de la LOMCE y el 3+2!
  • ¡Fuera la iglesia católica de la educación pública!¡Abajo los acuerdos de la Santa Sede!
  • ¡No aceptamos estos presupuestos! ¡Por un 8% del PIB en educación!
  • ¡Protocolos reales contra el acoso en los centros de estudio! ¡Educación sexual y en valores de igualdad, dentro del curriculum escolar!
  • ¡Ni brecha salarial ni reforma laboral!