Compartir

El próximo 28 de junio se llevara adelante la cuarta Marcha Nacional contra los Travesticidios y Transfemicidios. En un nuevo aniversario de La Revuelta de Stonewall, la comunidad LGTB sale a la calle a reclamar por la situación alarmante en la que se encuentra. Sobre todo Travestis y Trans.

Por PSTU-Argentina

En nuestro país, las personas trans tienen una expectativa de vida de 35 años. Desde el Estado no se provee ningún tipo de garantía para elevar esa expectativa de vida. Por el contrario. Los sectores de trabajadores y pobres travestis y trans sufren la exclusión desde muy pequeños. Cuando son rechazados en sus casas, en el sistema escolar, y ni hablar de la vida adulta, en la que es casi imposible conseguir un trabajo en blanco. Muchos de ellos terminan en la prostitución. Es necesario el cupo laboral trans para salir de la calle.

Esa exclusión se ve agravada por la brutalidad policíal que sufre este colectivo, sumada a la discriminación social. En lo que va del año se hicieron conocidos casos de asesinatos a trans como Laly Heredia Escobar, Violeta Arias, Martina Gutierrez. Son 37 las travas muertas por crímenes de odio en lo que va de 2019.

Este colectivo no tiene cubiertas necesidades básicas de salud, trabajo, educación. Muchos de ellos deben recurrir a métodos clandestinos para hacer su transformación porque no están cubiertos por las obras sociales.

El gobierno tiene que proveer el presupuesto necesario para que haya prevención (para evitar, controlar y erradicar enfermedades de transmisión sexual) y acceso a tratamientos que no afecten la salud de las personas trans. Para garantizar este dinero es necesario dejar de pagar la deuda externa, romper con el FMI y destinar esos recursos a salud, educación y trabajo.

Lea también  Latinoamérica: una misma lucha

Por acceso libre y gratuito a salud y educación de calidad. Por el cupo laboral para poder tener trabajo genuino, en blanco, con derechos sindicales. Contra los crímenes de odio y la discriminación en todas sus formas. Por justicia por las compañeras asesinadas. Por ellas y por todos sus derechos llenaremos las calles el 28 de junio.