Compartir

Una caravana de apoyo a los refugiados y migrantes venezolanos está siendo organizada por la CSP-Conlutas como parte de la campaña “Ningún ser humano es ilegal. Migrar es un derecho”. También integra esta acción la CPT (Comisión Pastoral de la Tierra). Una delegación viajará a Roraima la semana próxima, entre el 11 y el 15 de junio, para cumplir un calendario de varias actividades en solidaridad con esos trabajadores(as).

Por: CSP-Conlutas

El viaje incluye una programación extensa con plenarios y debates, además de visitas a alojamientos donde están los refugiados y migrantes del país vecino. La Central produjo la cartilla “Guía de informaciones y derechos para refugiados y migrantes venezolanos en el Brasil”, cuyo lanzamiento será en Boa Vista (RR). El material será distribuido a los venezolanos, y para eso se están organizando visitas a los alojamientos de Roraima, para donde esos migrantes fueron llevados.

El objetivo, además de llevar apoyo, es dar visibilidad a esa drama humanitario y combatir situaciones como la xenofobia, así como sumarse a todas las iniciativas que se propongan exigir de los gobiernos una política migratoria adecuada, que atienda las demandas y derechos de esa población.

Para Lourival Ferreira, director del Sindicato de los Trabajadores de la Construcción Civil y del Mobiliario de Roraima (Sintracomo), afiliado a la CSP-Conlutas, que acompaña de cerca esta realidad, la caravana marcará la actuación de la Central en el Estado. “Es importante porque la CSP-Conlutas es una entidad con alcance nacional e internacionalista, y eso dará visibilidad para que otros Estados conozcan esta realidad, además de otros países. Esperamos realizar buenos plenarios y audiencias públicas para discutir temas que formen a las personas y concienticen que la llegada de esos venezolanos tiene que tener nuestro apoyo y es necesario combatir la xenofobia que todavía ocurre por aquí”, afirmó.

Lea también  Brasil: dictadura es violencia contra el trabajador

Flujo migratorio

La crisis política, económica y social en Venezuela ha provocado un flujo migratorio sin precedentes para varios países de América Latina. Entre ellos, el Brasil está siendo el destino para decenas de miles de venezolanos en los últimos años, y tuvo un salto de entradas en el país en 2017.

La mayoría llega al Brasil en situación desesperante, principalmente vía el Estado de Roraima. Luego recorren más de 200 km de frontera hasta la capital, Boa Vista, llegan con hambre, sin dinero y sin empleo.

Apoyo permanente

La Central defiende la garantía de todas las condiciones para que los migrantes y refugiados venezolanos sean acogidos y tengan acceso a la documentación, regularización de permanencia, salud, educación, empleo, entre otros derechos.

“Nuestra central es internacionalista y tiene como una de sus premisas la solidaridad de clase como base de nuestras acciones; por eso, esta caravana es importante para marcar este nuestro posicionamiento y llevar el apoyo a los venezolanos. En la lucha por empleo y condiciones dignas tenemos que unir a todos los trabajadores, brasileños y venezolanos. Somos una sola clase y tenemos que enfrentar a los gobiernos y los empresarios. Para nosotros, ningún ser humano es ilegal y migrar es un derecho”, sostuvo uno de los miembros de la Secretaría Ejecutiva Nacional de la CSP-Conlutas, Atnágoras Lopes.

Confiera la programación

Día 11

8 h – Visita a los alojamientos en Boa Vista

18h – Plenario Sindical y Popular en solidaridad con los refugiados venezolanos

Día 12

8 h – Visita a los alojamientos en Boa Vista

14 h – Audiencia Pública en la Asamblea Legislativa de Roraima con el lanzamiento de la cartilla “Guía de informaciones y derechos para refugiados y migrantes venezolanos en el Brasil”.

Lea también  Llamamiento internacional a movilizarmos frente al G20 y el FMI

Día 13

Visita a Mucajaí (RR)

Día 14

Visita a Pacaraima (RR)

Día 15

17 h – Universidad Federal de Roraima: Panel de presentación inicial de las actividades de solidaridad a los refugiados venezolanos.

Lea también: Mientras gobiernos disputan presupuestos, venezolanos enfrentan dificultades en el Brasil.

Traducción: Natalia Estrada.