Compartir

La Caravana de la CSP-Conlutas en apoyo a los venezolanos que han migrado y se han refugiado en Roraima para buscar menores condiciones de trabajo y de vida completó su segundo día de actividades el martes (12/6). La delegación visitó alojamientos y realizó una audiencia pública de lanzamiento de la cartilla “Ningún ser humano es ilegal. Migrar es un derecho”.

Por: CSP-Conlutas

En las primeras horas del día, la central distribuyó la cartilla entre venezolanos que no consiguieron abrigo y están viviendo en las calles. Eran comunes los desahogos sobre las dificultades para encontrar trabajo y sobre la vida difícil en las calles, sin comida y enfrentando las lluvias que, por el clima, son rutina en la ciudad.

La cartilla, que fue impresa en la versión en español, fue bien recibida por todos. Durante la acción, los representantes de la Central aprovecharon para hacer la invitación para que participasen del lanzamiento de la guía para refugiados y migrantes que ocurriría por la tarde.

La segunda parada fue el abrigo “Nova Canaã” [Nueva Canaan], que es administrado por el Ejército. Los integrantes de la caravana fueron impedidos de entrar pero, aún del lado de afuera, pudieron conversar con venezolanos que no conseguían acceso al lugar, por estar lleno.

Muchos relataron su peregrinación para conseguir un abrigo y comida, algunos con hijos pequeños. Desolados, eran orientados a intentar vacante en otro lugar distante de allí. Declaraciones sobre explotación y dificultad en sacar la documentación para regularizar su situación en el país también se repetían.

Central defiende la autoorganización de los venezolanos por derechos

El lanzamiento de la cartilla “Ningún ser humano es ilegal. Migrar es un derecho” compone la última actividad del día. El material y la campaña, que cuentan con el apoyo de la CPT (Comisión Pastoral de la Tierra), tuvo su divulgación en la Universidad Federal de Roraima.

Comparecieron representaciones del MPT (Ministerio Público del Trabajo), MTE (Ministerio del Trabajo y el Empleo), CPT (Comisión Pastoral de la Tierra), Sintracomo, Pastorales Sociales, CUT, entre otras entidades, además de refugiados y migrantes convidados, que comparten con los presentes su lucha por una vida digna aquí en el Brasil.

Lea también  No al cierre de la Ford de São Bernardo

El representante de las Pastorales Sociales, Danilo Bezerra, hizo un breve relato sobre la situación de los venezolanos que viven en el abrigo improvisado en la Parroquia Consolata, administrado por su institución. Danilo, que también trabaja en una unidad básica de salud de la región, distribuyó material a los venezolanos que buscan los servicios en el lugar. “Ellos se reconocen con el lema Ningún ser humano es ilegal y recibieron con mucho interés la cartilla”, contó.

Laurindo Lazzaretti, de la CPT (Comisión Pastoral de la Tierra), relató que muchos refugiados denunciaron a la entidad situaciones de condiciones análogas a la esclavitud, y cómo la Reforma Laboral hizo esa situación ya calamitosa, todavía peor.

Para la profesora France Rodrigues, de la Geifron (Grupo de Estudio Interdisciplinar sobre Fronteras, de la Universidad Federal de Roraima), las entidades tenían que reflejar además las necesidades básicas de los migrantes en el Estado. “Pasamos del tiempo de acoger, ahora, precisamos de alternativas para que ellos puedan pensar este proceso menos transitorio y más permanente”, defendió.

Según la investigadora, el alojamiento está siendo acompañado por las Fuerzas Armadas, que transforma esas acciones de acogida en procesos dictatoriales”. Existen algunas denuncias de malos tratos y violación de derechos humanos dentro de los abrigos; esas personas están desprotegidas en las calles y también en los lugares que deberían acogerlas”, denunció.

La representante del Servicio Jesuita a Inmigrantes y Refugiados, Tainá Giordan, también concuerda que las entidades precisan dar atención para los venezolanos que están hace más tiempo en esta condición de refugiados: “ellos precisan ser incluidos en el Estado en que escogieron seguir la vida”.

Tainá relató que la entidad recibe muchas denuncias de trabajo esclavo, pero muchos no perciben que están en esta condición, por eso, la cartilla es importante para que las personas puedan tener acceso a informaciones sobre sus derechos.

Lea también  Bolsonaro, Israel y la dictadura en el Brasil

El dirigente del Sintracomo, Sindicato de la Construcción Civil afiliado a la Central, Zé Lima detalló que muchos obreros migrantes están durmiendo dentro de las obras por no tener donde quedarse.

El dirigente de la CUT, Gilberto Rosas, saludó la iniciativa de la CSP-Conlutas de apoyo a los venezolanos y dijo que va a convocar a otras entidades sindicales. “Esta es una situación que para nosotros no es pasajera. El start de la CSP-Conlutas es importante y tenemos que ampliarla para todos los movimientos sociales”, dijo.

Para hablar sobre los derechos laborales negados a los venezolanos, la representante del MPT, Safira Nila, relató algunos casos. “En el mes de abril, nosotros tuvimos cuatro trabajadores rescatados, 37 vínculos de empleos reconocidos y sin derechos. En mayo, ocho trabajadores fueron rescatados”, relató.

El integrante del MTE, Magno, dijo que muchas veces la fiscalización es demonizada por el patrón para el trabajador y, según él, “el malo acaba siendo el auditor, que está allí para sacar al trabajador de aquella situación degradante”.

En la voz de los propios venezolanos

Una de las intervenciones más emocionadas de la actividad fue la del venezolano Jorge Luiz, que vive en un abrigo y relató su sufrimiento, con ataques de preconcepto por parte de trabajadores brasileños que no entienden su situación de refugiados. “En nombre de todos los migrantes yo pido ayuda para un empleo digno”, se desahogó.

Jorge dijo que se emocionó con la presencia de un instrumentista venezolano que tocó para los presentes en el comienzo de la actividad. “Me dio sentido de alegría al oír el sonido del arpa y me salieron las lágrimas, recordé a mi padre y mi familia”, dijo con los ojos lacrimosos.

Otros venezolanos también tomaron el micrófono y se desahogaron sobre su sufrimiento y lucha aquí en el Brasil.

Lea también  Brasil: 8M comienza temprano en las puertas de las fábricas

Organización

El dirigente de la CSP-Conlutas, Atnágoras Lopes, sintetizó el contenido de las intervenciones para reforzar que, más allá del lanzamiento de la cartilla, era preciso sobrepasar eso. “El tipo de esperanza que podemos transmitir a ustedes es el de estar juntos en acciones directas para luchar por derechos”, afirmó.

“Cómo ayudar a los migrantes a autoorganizarse aun con todas las condiciones precarias, cómo hacer que esa revuelta se transforme en lucha por derechos, es nuestro desafío. Tenemos que tener una pauta común, hacer manifestaciones en unidad con otras entidades. Nuestra preocupación es que queremos ser socios en la esperanza de recomposición de las luchas de esos trabajadores”, finalizó Atnágoras.

Este miércoles (13/6) la programación continúa. Acompañe la página del facebook de la CSP-Conlutas.

Confiera también:

Caravana de la CSP-Conlutas visita abrigo en Roraima y debate la realidad de los refugiados venezolanos.

Cartilla producida por la CSP-Conlutas trae derechos de refugiados y migrantes venezolanos en el Brasil.

Traducción: Natalia Estrada.