Compartir
La oposición hace progresos en tanto la dirección sindical arrecia su postura patronal.


Después de las negociaciones del contrato laboral colectivo en abril del año pasado, la elección de los dirigentes de USWW [Unión de Trabajadores de Servicios de la Costa Oeste] ha sido el hecho más importante en esta organización sindical.

En las elecciones del pasado mes de octubre, Janitors Unidos del Norte[1] presentó 3 candidatos a la Mesa Ejecutiva en el Sur del Área de la Bahía. Estos candidatos son trabajadores luchadores, reconocidos defensores de la organización sindical y de los derechos de los janitors.

Ellos levantaron durante la pasada campaña electoral un cuerpo de cinco principios:
1- Independencia del sindicato, de los patrones, el gobierno y la burocracia; 2- Por la movilización permanente de los trabajadores como método de lucha; 3- Democracia sindical; 4- Solidaridad con las luchas obreras y populares, y 5- La Lucha contra la opresión y la defensa de la mujer trabajadora.

Estos principios han sido parte del accionar de la oposición desde su aparición en 2008. La puesta en práctica de estos principios en las luchas más importantes de los janitors es lo que ha permitido a la oposición identificarse con los trabajadores para que estos empiecen a verla como una alternativa seria de lucha contra las políticas traidoras y patronales de los dirigentes burocráticos de USWW.
  
En la pasada campaña electoral, los candidatos de la oposición salieron a visitar los sitios de trabajo para discutir con los janitors dos tareas urgentes en la actual etapa de la lucha: primero, la necesidad de unirse alrededor de estos principios para organizar la lucha para enfrentar los ataques de los patrones en el sitio de trabajo; ser capaces de desenmascarar las políticas patronales de los dirigentes sindicales y orientarse en una lucha independiente por una reforma migratoria que responda a las expectativas de los trabajadores. Segundo, un llamado a los líderes más conscientes para adelantar una campana de educación y de formación de dirigentes clasistas que defiendan un sindicalismo de lucha, democrático y que le dé a la mujer trabajadora el lugar de dirección que merece. Esta campaña de educación y formación de líderes se enfoca en incorporar las experiencias de lucha que cada trabajador y líder trae de su propio país para integrarla a la lucha diaria en el sitio de trabajo. Simultáneamente, aprender de la historia de la lucha de la clase trabajadora americana para, de esta manera, saber responder a los complejos procesos de unidad que esta necesita recorrer para llegar a ser la líder de un proceso de emancipación de la explotación y la opresión capitalista.

Durante la campaña electoral, la tarea fue explicar estas propuestas. La oposición sostuvo más de 20 reuniones con alrededor de 600 trabajadores en los sitios de trabajo, a quienes se les repartió dos panfletos que enseñaban ese mensaje. El resultado de ese trabajo fue, por un lado, romper el aislamiento en que la burocracia había colocado a la oposición con sus ataques antes de las elecciones, sobre todo [por] la traición en las negociaciones del último contrato maestro. Romper ese aislamiento, participando con candidatos independientes y de oposición, permitió a Janitors Unidos del Norte entrar en contacto nuevamente con la base de donde nació. Por otro lado, la oposición ganó para su campaña a importantes líderes en sitios de trabajo claves que fueron los encargados de materializar los resultados en las votaciones: los candidatos de la burocracia recibieron en promedio 120 votos contra 75 de la oposición.

Lea también  Todo apoyo al levante popular en Irak

¿Quién en realidad triunfó en las elecciones?

Si aclaramos de qué manera cada fuerza logró esa votación podremos saber un poco más en realidad quién avanzó más en las elecciones. La burocracia, totalmente desprestigiada en los sitios de trabajo, tuvo que recurrir al voto por correo. Sus candidatos, con todo el respaldo del staff [profesionales rentados] del sindicato, no hicieron ninguna presencia activa en los sitios de trabajo durante la campaña. Donde lo intentaron salieron derrotados. Sus líderes son trabajadores atrasados y engañados, puestos como títeres al servicio de los intereses de los burócratas, sin ninguna capacidad crítica para dirigir una lucha. La verdadera campaña de la burocracia fue realizada por los organizadores, que tuvieron la tarea de enviar por correo formatos de votación a las casas de los trabajadores exigiéndoles que debían regresarlos obligatoriamente con las respuestas que ellos mismos les indicaron. De un total de 1.000 [formularios] de votos enviados por correo no hay duda de que muchos de los janitors ignorantes caerían en la trampa.
En cambio, los votos de la oposición fueron arrancados por los candidatos de la oposición en la discusión con los trabajadores alrededor de cómo organizar la lucha contra una dirección sindical que está traicionando continuamente a los trabajadores y que está aliada con los patrones para vender a los trabajadores. Los líderes más avanzados que entienden esa urgencia y que expresan el sentimiento de lucha de las bases fueron los que se pusieron a la cabeza para organizar a sus compañeros para ir a las urnas, votar por los candidatos de Janitors Unidos del Norte y estar vigilando que la burocracia no metiera sus manos sucias en las urnas.

Mirando de esta manera los resultados de la campaña electoral, no nos queda ninguna duda de que la gran ganadora en ese proceso de elecciones fue la oposición y no la burocracia.

Es cierto que la debilidad de la oposición este año no le permitió una participación con una lista para todas las posiciones de dirección en el sindicato, como lo hizo en las elecciones de 2009. Pero también es cierto que en 2009 la oposición tuvo candidatos para todas las posiciones pero no un cuerpo de principios y una plataforma para luchar. En estas elecciones, lo que marcó la diferencia fue la presencia de la oposición con candidatos decididos a impulsar un programa que responde a los sentimientos de lucha de los janitors, y esa es la opción ganadora. En adelante, las bases de la oposición están suficientemente firmes para reasumir un movimiento de oposición a nivel de todo el sindicato.

[1] Trabajadores que prestan el servicio de limpieza en los edificios donde operan las grandes corporaciones de alta tecnología del Valle del Silicio [Silicon Valley], tales como CISCO System, Adobe System, Google, Yahoo, Apple Computer y Hewlett Packard, entre otras.
La denominación Silicon Valley es una invención periodística de inicios de la década de 1970. Se trata de un espacio geográfico de mucho dinamismo empresarial que abarca la parte sur de la Bahía de San Francisco, en particular el Valle de Santa Clara. La ciudad más importante es San José. El Silicon Valley está fuertemente asociado a las ciudades de Palo Alto y Menlo Park, y juntos forman un polo de emprendimientos relacionados con la industria tecnológica, la computación y la internet.