Compartir

Los trabajadores, las luchas y las tareas

Aunque no estaba obligado a concurrir, Tabaré Vázquez viajó a Brasil este 1 de enero de 2019 a saludar la asunción del gobierno de Jair Bolsonaro. Desde nuestro país la vieja derecha uruguaya de Colorados,  Blancos y hasta Novick, festejaron y saludaron también al nuevo presidente de Brasil.

Por IST-Uruguay

El gobierno de ultraderecha de Bolsonaro prepara y comienza a aplicar una profundización de la represión contra los trabajadores, el recorte de derechos a las mujeres, a los negros, a las minorías y la persecución ideológica. Esta amalgama de políticos patronales que va desde el “progresismo del FA” (la nueva derecha) junto a los viejos derechistas vernáculos de Blancos, Colorados y otros, han coincidido en saludar y abrazar a quien ejecutará un muy duro plan contra la mayoría del pueblo brasileño.

Ese mismo día, mientras Vázquez y varios integrantes del gabinete uruguayo participaban de la asunción de la ultraderecha en Brasil, en Uruguay aumentaban las tarifas de Ute, Ose, Antel, el boleto y el combustible más usado para cocinar por los trabajadores (el gas de garrafa) que subió cerca del 8%.

Aunque de una manera más gradual que en otros países de la región, el poder de compra de nuestros sueldos viene cayendo en forma continua y eso lo comprobamos cada vez que entramos a un supermercado. Tanto es el deterioro, que los propios dirigentes burocráticos del PIT-CNT dijeron que en los Consejos de Salarios hubo en algunos sectores “empate” y en otros pérdidas de salario real. A ese achique constante de nuestro sueldo se debe sumar la ola de despidos en varias fábricas, los cierres de empresas y la precarización laboral que se profundiza con pérdidas de derechos para los obreros por medio de las tercerizaciones y privatizaciones.  Desde Izquierda Socialista de los Trabajadores (IST) venimos denunciando desde hace años el deterioro constante de nuestros sueldos y derechos que llevan adelante las patronales privadas y el gobierno, imponiendo una rebaja salarial continua y miles de despidos.

Lea también  Ministerios: Bolsonaro arma una cuadrilla en Brasilia

Partidos patronales, elecciones y corrupción

Aunque en los hechos el FA, el partido Blanco, Colorado, Novick, Sartori, etc, coinciden de fondo en rebajarnos el salario, aumentar la edad para jubilarse, subir las tarifas, aumentar la represión y darle vía libre a los patrones para que nos despidan, este 2019 lanzarán con todo el teatro de las elecciones. Se pelearán para las cámaras de televisión, los diarios y las radios. Harán campaña por Whatsapp e incluso se denunciarán entre ellos por corrupción dentro de los mismos partidos, como lo vimos con Sendic en el FA, Sanabria en los colorados, Alonso y Sartori en el partido Nacional.

Pero estas peleas son como en un tablado: solo una parodia. Luego todos se juntan, se abrazan y gobiernan para patrones y grandes capitalistas. Los actuales dirigentes del FA y su gobierno no son de izquierda ni socialistas, sino que han sido simples administradores de los negocios burgueses como fueron Blancos y Colorados. Es cierto, hay matices entre ellos, porque representan a diferentes sectores patronales, pero de fondo están todos de acuerdo en sostener al capitalismo.

La tarea de los trabajadores

La tarea primordial de los trabajadores será organizarnos para luchar, para que dejen de bajar nuestros sueldos, para no aceptar los recortes, ni los despidos, ni los atropellos de la patronal y el gobierno. Pero con la lucha sindical no basta, necesitamos dar una batalla política de fondo, una revolución social que termine con este sistema capitalista de joda, corrupción, de machismo, de asesinatos de mujeres e impunidad.

El socialismo que queremos no tiene nada que ver con el chavismo y Maduro en Venezuela, ni la caricatura de izquierda de Lula en Brasil, ni con el FA. Esos y otros gobiernos pintados de rojo no fueron socialistas, sino social capitalistas.

Lea también  Reforma Agraria está suspendida por tiempo indeterminado por el gobierno de Bolsonaro

Desde IST y la LIT-CI queremos construir el partido que luche para que gobiernen los trabajadores con sus propios organismos, donde los representantes electos ganen igual que un maestro. Ese gobierno, que no tendrá lugar para patrones ni generales, deberá tomar medidas económicas camino al socialismo con democracia obrera.

Se deberá expropiar sin pago las grandes empresas que cierren, suspendan, despidan o rebajen salarios a los trabajadores, las mismas deberán pasar al estado y producir bajo el control de sus trabajadores. Hay que expropiar también los latifundios, los bancos, financieras y liquidar el curro de las Zonas Francas. Otra medida inmediata será dejar de pagar la fraudulenta deuda externa poniendo ese dinero al servicio de la educación, la salud y la vivienda popular.

Junto a estas medidas debemos acabar con la impunidad. Se debe juzgar y castigar en primer lugar a todos los criminales, torturadores y violadores de la dictadura y sus cómplices. Un verdadero gobierno revolucionario y socialista aplicará también un plan de fondo para erradicar de una vez el machismo y castigar duramente la violencia contra la mujer.

Para llevar adelante estas medidas será necesaria un gran lucha organizada y un partido revolucionario. El capitalismo y sus gobiernos llevan a la humanidad a la miseria, el sufrimiento, la muerte y la barbarie con sus guerras. Los reformistas y curanderos de “izquierda” que se visten de rojo fracasaron una vez más. El socialismo revolucionario e internacionalista de Marx es una necesidad. Y para conquistarlo es imprescindible poner en pie una herramienta, un partido y una internacional que sirva de guía en las grandes batallas para que los trabajadores tomen el poder e instauren el socialismo. Desde IST te convocamos a construir ese partido revolucionario y socialista y unirte a la LIT-CI para reconstruir la IV Internacional.