Compartir

“Reforma de la Seguridad Social”

Luis Lacalle Pou del Partido Nacional (Blanco) fue entrevistado por Canal 10 y afirmó que el próximo gobierno será “multicolor”. Que nadie tendrá mayorías parlamentarias y que él buscará coincidencias para llevar adelante juntos con los otros partidos los puntos que tienen en común.

Escrito por Heber

Uno de esos puntos que todos los candidatos impulsan es la “Reforma” de la Seguridad Social, que Danilo Astori y el Frente Amplio afirman debe realizarse en los primeros meses del nuevo gobierno. Lacalle Pou propuso en la entrevista incentivar a que los trabajadores cercanos a jubilarse posterguen su retiro unos años. Y que a los jóvenes, que según él “vivirán más años” les impondrá directo el aumento de la edad mínima para jubilarse (pasando de 60 a 65 años). Todos los partidos patronales y ahora el partido militar, no solo quieren subir la edad de retiro de los trabajadores, sino también exigirnos más años de aportes al BPS, pasando de 30 a 35 años.

A coro los políticos patronales dicen que la razón para postergar nuestra jubilación, llevàndola a los 65 años, es que como hay mayor expectativa de vida la seguridad social no tiene dinero (está desfinanciada, en déficit) para hacer frente al pago de jubilaciones, pensiones y otras prestaciones.

¿Es cierto este argumento?

Esto es una gran mentira. La razón de la falta de dinero en la Seguridad Social tiene que ver con la política económica que lleva adelante el actual gobierno del FA y es compartida de fondo por el partido Blanco y Colorado. Ha sido el gobierno del FA quien ha rebajado los aportes al BPS de las patronales, que pasaron de pagar el 12,5% a 7,5 actual y muchos empresarios son exonerados totalmente. El otro robo descarado que sufre el BPS, es el saqueo que realizan las Afaps, estas se llevan miles de dòlares de comisiones y juegan nuestro dinero en la ruleta de la especulación financiera para sacar aún más ganancias.

Lea también  Uruguay | a 46 años del golpe de Estado y la huelga general

Todo esto sumado a la sangría que se pagan por intereses de la deuda externa son la razón de fondo de la falta de dineros en la Seguridad Social. Y para compensar ese robo quieren meternos nuevamente la mano en nuestros bolsillos e incluso llevar a que muchos jóvenes ni siquiera puedan llegar a jubilarse por todas las nuevas exigencias que quieren imponer. Lo que significa un enorme ataque a nuestras conquistas

Hay un acuerdo de fondo para seguir ajustando y robando a los trabajadores

Talvi, el candidato del partido Colorado en el mismo canal donde estuvo Lacalle, se mostró de acuerdo con la reforma y puso como ejemplo la Francia de Macron. Todos conocemos las enormes movilizaciones y luchas de los chalecos amarillos que enfrentan en las calles esta misma reforma. Más cerca Bolsonaro en Brasil está aplicando la misma “reforma previsional” lo que ha llevado a grandes huelgas y movilizaciones. Lo mismo sucede con Macri en Argentina.

Es que esta “reforma” y los planes económicos, no son una ocurrencia de tal o cual gobierno. Son los planes que exige el FMI y los organismos imperialistas a los gobiernos, llámense de derecha o izquierda, que los aceptan sumisamente.

Por eso el próximo gobierno de Martínez, Lacalle, Talvi, Manini y el resto de la comparsa, será un gobierno de unidad contra los trabajadores. Y su primer objetivo será robarnos las jubilaciones, flexibilizar más los derechos de los trabajadores a favor de la patronal y continuar pagando la fraudulenta deuda externa.

Propuesta para acabar con el déficit de  la Seguridad Social

IST que integra la lista 1917 lema Partido de los  Trabajadores propone:

  1. Eliminación de las AFAPs
  2.  Por un único Sistema estatal de la Seguridad Social bajo el control de los trabajadores y jubilados Eliminación de todas las jubilaciones de privilegio de los altos grados militares, legisladores, ministros, jueces y ex presidentes
  3. No pago de la fraudulenta deuda externa
  4. Jubilación y salario mínimo de 43 mil pesos (½ canasta) indexado mensualmente
  5.  Por un plan de lucha unificado y decidido en grandes asambleas para pelear contra la “reforma de la Seguridad Social, que es en realidad un robo de las jubilaciones y al derecho a jubilarnos