Compartir

En octubre, además de las elecciones presidenciales se votará el plebiscito para reformar la Constitución que impulsó el sector del Partido Nacional liderado por Jorge Larrañaga bajo el mentiroso nombre de “Vivir sin Miedo”, que pretende profundizar las acciones represivas del Estado.

Por IST-Uruguay

Esta reforma crearía por ejemplo la creación de una “Guardia Nacional” compuesta por 2.000 efectivos pertenecientes a las Fuerzas Armadas (FFAA) y habilitaría además los allanamientos nocturnos.

El discurso de Larrañaga (y de los dirigentes que apoyan dicha reforma) para defender este aumento de represión es el mismo verso de siempre: “combatir” la delincuencia y el crimen organizado. Sin embargo todo el aumento del aparato represivo es siempre utilizado contra los sectores pobres, contra los estudiantes, los trabajadores y sus luchas, mientras el gran crimen organizado y los grandes narcos siguen con sus grandes negocios con total impunidad sin que nadie los toque, mientras los trabajadores sufrimos las consecuencias dela violencia social en nuestros barrios.

Esta iniciativa de Larrañaga no sorprende, pues toda la vieja derecha tiene un historial negro de represión de las luchas populares. Por eso es que esta reforma no merece el más mínimo apoyo por parte de los trabajadores y sectores populares, porque será usado en nuestra contra cuando salgamos a luchar por nuestros derechos. Por eso en octubre te llamamos a NO votar esta reforma reaccionaria.

El Frente Amplio también fortalece el aparato represivo

Si bien el Frente Amplio dice oponerse a la reforma de Larrañaga, durante sus tres periodos de gobierno ha ido en la misma dirección represiva que siempre le criticó a la derecha. El gobierno ha aceitado el aparato represivo, otorgándole además cada vez mayor margen jurídico. Algunos de los hechos más importantes en este sentido fueron:

Lea también  Uruguay | Un primer análisis sobre las elecciones y el nuevo gobierno

– Ley de Procedimiento Policial. En el 2008 el primer gobierno de Tabaré Vázquez aprobó en acuerdo unánime con blancos y colorados la Ley de Procedimiento Policial mediante la cual la policía pasó a estar habilitada a pedir la cédula en la calle y a llevar detenidas a las personas -incluido en los allanamientos- aunque no haya una orden judicial.

– Ley Antiterrorista. Este mismo año, el gobierno aprobó junto a toda la derecha la “Ley Antiterrorista” de manera exprés. Una exigencia de los EEUU que ha sido aplicada en diversos países como Brasil, Argentina y Chile y que como denuncian numerosos organizaciones de Derechos Humanos, bajo el rótulo de “terrorismo” abren la puerta para reprimir los reclamos de los trabajadores.

 Creación de la Guardia Republicana. En el 2010 el FA creó la Guardia Republicana que funciona como una verdadera policía militarizada a nivel nacional. En 2015 el “Grupo de Reserva Táctica” de la Republicana fue la que reprimió en el CODICEN que se mantenía ocupado por estudiantes de secundaria, y en el año 2013, la Guardia Republicana disparó balas de goma en la marcha estudiantil del 14 de agosto. Además, a sido utilizada en los barrios más vulnerados en sus derechos para llevar adelante verdaderas razzias en nombre “combatir la delincuencia”.

– Militarización de la frontera. Fue también el FA quien habilitó a las FFAA a patrullar hasta en 20km de ancho en la frontera, y las cuales están habilitadas a pedir identificación, parar vehículos y hasta utilizar métodos de coacción. Antes de esto, los militares ya habían sido habilitados a “cuidar” en los perímetros de las cárceles.