Compartir

El próximo 4 de agosto se realizará un pre-referendum impulsado por los diputados del Partido Nacional, Carlos Lafigliola y Álvaro Dastugue, que busca derogar la Ley Trans. La iniciativa (que no es obligatoria) necesita de la participación de un 25% del padrón electoral para que se habilite un referendum en el mes de octubre con ese fin.

Por IST-Uruguay

Las personas trans son de los sectores oprimidos más golpeados por el capitalismo sufriendo la discriminación cotidiana, el desempleo y la violencia social. Según el informe del Instituto Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo, la población trans tiene una esperanza de vida menor a los 40 años y un 67% ha sido empujado al trabajo sexual en algún momento de su vida.

Producto de esta situación es que solo un 12% logra terminar el liceo y la mayoría deben abandonar sus hogares antes de los 18 años, generalmente expulsados por su familia.

La Ley Trans fue producto de la actual e histórica lucha de los sectores LGBTI y por eso la defendemos frente a este ataque por parte de sectores reaccionarios como el de Álvaro Dastugue, vinculado a la iglesia “Misión Vida” y los hogares “Beraca”.

Desde Izquierda Socialista de los Trabajadores llamamos a no concurrir a votar este 4 de agosto.

Por el contrario, sostenemos que es necesario profundizar la pelea en las calles para mejorar la situación de las personas trans: por viviendas dignas y trabajo para todos; contra la discriminación, la persecución y la humillación; por la organización en los barrios y sindicatos para combatir la LGBTIfobia ¡Ni un derecho menos!

Lea también  Uruguay | acerca de la carta del CC del PT (U) del 20 de julio y el morenismo