Compartir

El pasado 28 de mayo los trabajadores brasileños junto a sus sindicatos ocuparon Brasilia para exigir “Fuera Temer y todo el Congreso corrupto” y el fin de las reformas que significan aumento de la edad para jubilarse, extensión de la jornada laboral y más tercerizaciones. Ciento cincuenta mil personas ocuparon Brasilia, se movilizaron y enfrentaron una dura represión. La gran lucha y la resistencia de los trabajadores, fue noticia en todo el continente y el mundo. Los obreros del país norteño nos están dando un ejemplo de cómo enfrentar las envestidas de estos gobiernos.

Por: Izquierda Socialista de los Trabajadores (IST) – Uruguay

Desocupación en aumento

En nuestro país, el desempleo ya trepó al 9%. Esto significa que solo en el primer trimestre del año se perdieron más de 20 mil puestos de trabajo. Los obreros sufrimos despidos, envíos al seguro de paro y los empleos son cada vez más inestables.

El recorte del presupuesto en todas las áreas del Estado está llevando a la Salud y la Educación Pública a una gran crisis. Solo en la Universidad, quedaron fuera sin poder cursar seis mil estudiantes, hay carencias de docentes, adscriptos, falta de aulas y ausencia de mantenimiento en los edificios.

Las PPP (Participación Público Privada), avanzan hacia la entrega del Hospital de Clínicas a los mercaderes de la salud. Con esta misma ley privatista han puesto en marcha la construcción de jardines de infantes, escuelas en Primaria y centros Caif en el Inau, con lo que los patrones hacen un gran negocio. Las tercerizaciones en las empresas y servicios públicos someten a sus trabajadores a condiciones humillantes de trabajo y salarios sumergidos, donde los más golpeados son las generaciones más jóvenes.

Lea también  Sudán: Diario de una revolución (4)

Las pautas salariales aplicadas, y las que intenta imponer el gobierno nuevamente a los trabajadores públicos, son una rebaja del sueldo. La miseria que nos dan no alcanza siquiera para cubrir los aumentos en las tarifas del agua, la luz, teléfono y los impuestos. La suba constante del boleto – que nos cuesta más de un dólar – y la escalada en los precios, llevan a que nuestros ingresos alcancen cada vez para comprar menos.

Este plan económico que aplica el gobierno del Frente Amplio – cuenta con el apoyo encubierto del partido Blanco, Colorado, Independiente y Novick – es la “versión uruguaya” del ajuste que aplica Temer en Brasil, Macri en Argentina, y todos los gobiernos sometidos del continente.

Nos atacan y quieren arrebatar las conquistas conseguidas con la lucha, para beneficiar a las grandes patronales, el imperialismo yanqui y europeo. Para ellos el gobierno les reserva miles de millones de dólares, que van para el pago de la deuda externa, y las multinacionales como UPM son beneficiadas con el no pago de impuestos. Los únicos que se benefician con este Plan Económico, son los grandes patrones, por eso debemos derribarlo.

Todos al paro, exijamos plan de lucha decidido en la base

Frente a este duro ataque, los máximos dirigentes del PIT-CNT están llamando a una tibia medida de 4 horas de paro para el 21 de junio, éstos dirigentes piden solamente algunas limosnas más en los números de la Rendición de Cuentas.

Los docentes de Secundaria a nivel nacional, han convocado a parar por 24 horas el 14 de junio junto a los maestros. Ambos gremios además resolvieron un nuevo paro de 24 horas el día en que el PIT llama al paro parcial. Los funcionarios públicos agrupados en COFE pararán también 24 horas este 21 de junio.

Lea también  Uruguay: paro general, movilización y plan de lucha unificado

Necesitamos una gran pelea que tenga continuidad y sea organizada y resuelta en asambleas multitudinarias para que podamos decidir los trabajadores y no la cúpula sindical como seguimos la lucha. Si tomamos esta tarea en nuestras manos podremos tener perspectivas de triunfo y derrotar este Plan Económico, que esta al servicio de aplicar los recortes, las privatizaciones, bajar los salarios y pagar la deuda externa.

Organicemos desde los liceos, las escuelas, las universidades, las fábricas y oficinas, un gran paro y movilización para el 21 de junio y exijamos al PIT-CNT un nuevo paro de 24 horas y continuidad en la lucha que debe ser decidida en la base.

Artículo publicado en el periódico Rebelión n.° 38, junio de 2017.-