Compartir

La convocatoria a movilizarse en respaldo a la propuesta de reforma constitucional presentada por Vizcarra, para acortar el mandato del actual Congreso de la República, y el suyo propio, hasta el 2020, fue lanzada cerca al 20 de Agosto.

Por PST-Perú

Ya entonces, desde el Partido Socialista de los Trabajadores, apuntamos la profunda incoherencia que significaba salir a marchar en apoyo al gobierno, en lo referente al adelanto de elecciones, y paso seguido marchar contra la reforma laboral que el mismo gobierno ha impulsado con la dación de los decretos supremos 345 y 237.

Contradicción que ya se había puesto de manifiesto al convocar una jornada nacional de lucha contra la reforma laboral de Vizcarra, pero sin intentar que Vizcarra siquiera escuche los gritos de la manifestación, pues esta fue a parar a la sede de la CONFIEP.

Hoy, 5 de septiembre, la contradicción se ha hecho más fuerte.: Después de mucho “circo”, Olaechea y Vizcarra se han puesto de acuerdo en discutir el adelanto de elecciones en el Congreso, y en paralelo, dar marcha a la reforma laboral.

Ambos han dejado claro que estos dos temas se tratarán en paralelo, pues cada cual tiene su propio “tiempo”. Con lo que queda demostrado que lo que Vizcarra busca con la propuesta de adelanto de elecciones no es “que se vayan todos” –consigna que con justicia demanda un importante sector del movimiento de masas-, sino ganar un año de estabilidad política para pasar adelante con las reformas que la patronal requiere.

Por eso, marchar en apoyo al adelanto de elecciones, en la forma como lo ha planteado el gobierno, abona a darle un cheque en blanco para que puedan dictar sus medidas contra la clase trabajadora hasta el 2020.

Lea también  Perú | ¿Por qué criminalizan la protesta?

Y por esa razón, desde el Partido Socialista de los Trabajadores, no marchamos este 5 de septiembre.

Sabemos que es imprescindible unir fuerzas contra la reforma laboral de Vizcarra-Olaechea y la CONFIEP. Por eso, reafirmamos nuestro compromiso de estar presentes en las luchas que se vienen, en forma unitaria, para enfrentar al gobierno hasta derrotarlo.

En particular, saludamos a la Federación Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Siderúrgicos del Perú, y nos solidarizamos con la huelga nacional indefinida que iniciará este 10 de septiembre. Huelga que debe recibir el apoyo efectivo de toda la clase obrera, no sólo porque reivindica el derecho a la negociación por rama de actividad por medio de su pliego único nacional, sino porque la Federación ha definido elevar su lucha para derogar los decretos supremos 345 y 237, así como demandar el fin de la criminalización de la protesta social, el fin de los ceses colectivos y un largo etc.

Sólo con lucha podremos hacer retroceder al gobierno de Vizcarra que, como ya demostró el pueblo del Valle del Tambo, cuando quiere sobreponerse a la lucha obrera y popular, se muestra débil.

Sólo luchando, en el camino de una huelga general que una nuestras fuerzas como clase para derrotar la reforma laboral de Vizcarra-Olaechea-CONFIEP, y por consiguiente derrotando al propio gobierno, es que lograremos que se vayan todos y abriremos el camino a la solución de nuestras más sinceras demandas.

¡TODA LA CLASE OBRERA CON LA HUELGA MINERA!

¡DEROGATORIA DE LOS D.S.’s 345 Y 237!

¡FUERA VIZCARRA – OLAECHEA – CONFIEP!