Compartir
Hay que pararle la mano a Humala y la CONFIEP
 
Trabajadores, campesinos, estudiantes y el pueblo pobre paramos este 26 de setiembre en el marco del Paro convocado por la CGTP y diversas organizaciones populares:


·        Contra el gobierno patronal de Humala-CONFIEP, que ha desatado una brutal ofensiva contra el pueblo trabajador para servir mejor a los grandes capitalistas.
 
·        Por la derogatoria de las nefastas leyes de Reforma Magisterial, de Servicio Civil, de Mypes y las que criminalizan la protesta. Por la restitución de los derechos ganados, por solución de los pliegos, aumentos dignos, estabilidad laboral, seguridad en el trabajo y cumplimiento de la ley de Consulta Previa.

Sin embargo, todos sabemos que:

·        El Paro no será suficiente para pararle la mano al gobierno Humala-CONFIEP que pretende seguir aplicando nuevos ajustes contra los trabajadores.
 
·        Que la dirigencia de la CGTP no garantiza nuevas acciones de lucha porque está en el “diálogo” con el gobierno al que aún considera “amigo”, mientras construye su proyecto electoral con su llamado “Frente Amplio” hacia el 2016.
 
·        Que el mismo Paro, siendo una necesidad, es acatado con limitaciones porque un amplio sector de trabajadores no cree en la dirigencia de la CGTP o se encuentra adormecida por sus largos años de parálisis.

Los sectores combativos de la clase trabajadora, necesitan acatar el Paro Nacional, pero como el inicio de un plan de lucha que deben construir desde las bases:

·        Porque no esperamos nada de la “mesa de diálogo” con el gobierno. No debemos depositar ninguna expectativa en Humala ni en un cambio del Gabinete ni del Ministro Castilla, sino apostar a derrotarlos a ellos y a su plan de ajuste neoliberal.
 
·        Porque, en esta vía, debemos aspirar a construir una alternativa independiente, económica y de poder, de los trabajadores y de la mayoría pobre.
 
·        Porque siendo esta una política y perspectiva justas, lo que ahora necesitamos es pararle la mano al gobierno Humala-CONFIEP, y arrancar las soluciones que todos anhelamos.

Por eso, después del Paro Nacional, necesitamos continuar la lucha en cada frente regional, federación y base sindical. ¡No nos dan tregua y no debemos darle tregua! ¡Todos a luchar! Y a desarrollar coordinaciones de base para estrechar la unidad y la solidaridad de clase de los que luchan, evitando el aislamiento que nos hace presa fácil de los ataques patronales.

¡Viva el paro nacional!
 
¡Abajo la ofensiva Humala-Confiep!
 
¡No al “diálogo” ni a la tregua, continuar la pelea!
 
¡Unidad para luchar!
Lea también  ¡No a la represión de Vizcarra-MMG Las Bambas! ¡Solución inmediata a las demandas de los comuneros y comuneras de Fuerabamba!