Compartir

Hay que completar la tarea tirando la enmienda al basurero

El anuncio de Cartes de que no presentará su candidatura a la Presidencia de la República para el 2018 a 2023, es una resonante victoria conseguida por amplios sectores del pueblo trabajador, principalmente de la juventud, que de todas las formas y modos posibles, expresaron su repudio al proceso de atraco e imposición de la espuria enmienda constitucional.

Una enmienda, que prescindente del debate sobre su legalidad o no, merece un categórico rechazo porque está al servicio de reelegir a conocidos y probados candidatos que sólo han traído más desigualdad, más concentración de la riqueza y un régimen más opresivo para el pueblo trabajador. ¡Fuera la reelección de los impresentables de Cartes y Lugo!

Saludamos la incredulidad que campea en todos los sectores del pueblo ante el anuncio de Cartes. Si la renuncia fuese un mero juego de máscaras de Cartes -como especulan muchos- con el fin de descomprimir la situación y salirse de centro de la crisis, mientras la enmienda espera mejor momento en Diputados, pagará un precio más caro todavía mediante el desprecio aún más amplio y profundo.

Sobre el motivo de la renuncia, hay todo tipo de especulaciones. Siempre será una conjunción de factores que entran a tallar más o menos sincronizadamente (presiones de EEUU y/o la Iglesia Católica) pero en última instancia, y es lo esencial para el PT, es el amplio y rotundo rechazo popular al atraco lo que llevó a estos sectores de poder burgués o conservador a forzar esta medida. Conviene recordar, el mensaje dejado por la rabia acumulada de la gente común con el incendio del Congreso Nacional, es simbólicamente paradigmático.

En este sentido, la próxima estación de la lucha dura y firme contra la enmienda nacida del atraco, es la Cámara de Diputados y la Corte Suprema de Justicia, ambas instancias sometidas al dinero de Cartes. Esperar a que la Corte se expida como pretende el Presidente de Diputados, es un pretexto barato y una burla que no debe dejarse pasar. Los y las tránsfugas que inundan tanto la Cámara y la Corte, deben sentir la presión y la indignación popular para que lleven a término este proceso de repliegue de Cartes hasta tirar el malnacido Proyecto de Enmienda al basurero.

Lugo y el Frente Guasu [FG] están cada vez más hundidos en el vilipendio político y popular. Además de la consabida degeneración programática, política y ética que desarrollaron, ahora le sigue que son los bufones de una obra que creyeron estaban dirigiendo o guionizando. El pronunciamiento del FG es un adefesio defensivo y de total negación de la incineración política que están sufriendo; peor aún, ridículamente, pretenden presentar la situación como fríamente calculado por ellos. Abandonados en la estacada por el socio al que eligieron para pactar, ahora están en un momento de lo más delicado políticamente hablando: la pérdida de credibilidad, y aguda desconfianza de segmentos inmensos del pueblo. No podemos lamentarnos porque el FG y Lugo estén en el cadalso político porque lo tienen bien merecido.

Llano y sus corruptos parlamentarios de marca mayor están buscando de qué agarrarse. Por ahora suspendidos en sus afiliaciones por su partido [PLRA], mientras que la canilla de Cartes se restringe. Los sicarios en cualquier ámbito son los que quedan más expuestos. Llano y su banda están con la soga política al cuello y no merecen mejor suerte.

Es urgente la necesidad de abrir caminos alternativos políticamente hablando. Los partidos, colorado de Cartes y de Marito, liberal de Llano y Efraín, el FG o los outsider como Ferreiro son más allá de alguna mota aquí o allá, muy similares. En esta lucha en curso, debemos seguir desarrollando una política independiente de la clase trabajadora, porque más temprano que tarde estaremos en crisis recurrentes sin una alternativa real. Convocamos a la vanguardia del movimiento sindical y popular en avanzar con urgencia por ese camino.

Por ahora, sigamos golpeando fuerte y sin pausa para que la Enmienda sea escupida y tirada al basurero. Abajo los pretextos del Presidente de la Cámara de Diputados que busca salvar su pellejo y de sus diputados corruptos, tirando la pelota a la Corte.


¡Fuera Cartes!
¡Fuera Lugo!
¡Enmienda al basurero!

Comité Ejecutivo Nacional
Partido de los Trabajadores
18 de Abril de 2017