Compartir

Repudiamos el anuncio de Mario Abdo de flexibilizar la cuarentena en un momento en el que ya existe contagio comunitario y ninguna condición en el ámbito de la salud para atender los cientos o miles de casos graves que con certeza se darán.

Por PT-Paraguay

Con esta medida se desecha la única herramienta que hasta ahora se verificó efectiva para mermar la propagación del virus en el mundo, que es el aislamiento social.

Mario Abdo, luego de su pose de estadista, se postra ante el empresariado explotador y a estas alturas criminal, ello, con la complicidad de las centrales burócratas, traidoras y corruptas al servicio del gobierno, exponiendo así a miles de trabajadores y sus familias a una afección severa a la salud como a la muerte misma.

Llamamos a la clase trabajadora a rechazar esta medida. Nos sumamos e instamos al pueblo trabajador a unirse al cacerolazo como acción de protesta.

Llamamos a las centrales combativas a declarar huelga general para salvar la vida de los trabajadores.

Exigimos la moratoria de la deuda externa de manera a otorgar subsidios dignos a trabajadores/as informales y precarizados, así como a los desvinculados de sus trabajos, fuero laboral para todos los trabajadores durante la cuarentena prevista, mayores impuestos a los ricos del país para cubrir los gastos en salud como la necesidad de contar con los insumos necesarios para la cantidad de test requeridos para medir la expansión real del virus, así como montar las UTI, entre otras.

¡Nuestras vidas valen más que sus ganancias!

¡Solo el pueblo salva al pueblo!

Asunción, 27 de Marzo del 2020.

Lea también  Bolsonaro y gobernadores quieren normalizar el genocidio