Compartir

La elección municipal se desarrolla en un contexto del endurecimiento del régimen con el gobierno colorado de Horacio Cartes, que criminaliza las luchas populares para implementar su nefasto plan económico privatista, con el lema de “empresarios enriqueceos”, a costa de la superexplotación del pueblo trabajador y la expoliación de los nuestros recursos públicos y naturales.

Por PT (Paraguay)

Los referentes de las diversas listas han dicho textualmente, lo que se juega en las elecciones municipales tiene directa repercusión sobre las elecciones generales del 2018, respondiendo cada uno de éstos a proyectos políticos específicos y claramente definidos que no apuntan a cambios estructurales. En este sentido, para los cambios que el pueblo trabajador precisa, en las actuales candidaturas no se distinguen ninguna alternativa que se oponga coherentemente con los planes económicos y de régimen del actual gobierno.

Tomamos como muestra las candidaturas de Asunción, la de Samaniego [Partido Colorado] que es de los intestinos del Cartismo, promete que sigamos con más del “nuevo rumbo”, por otra parte la candidatura de Mario Ferreiro en alianza con PLRA [Partido Liberal], producto de la derechización más completa de los partidos de la seudo izquierda que conforman esa lista, unidos a los golpistas del PLRA que  hacen borrón y cuenta nueva pero con un programa calcado en temas esenciales al Samaniegismo, en cuanto a la candidatura de Ricardo Meyer, de la Alianza de Frente Indenpendiente cuya columna vertebral es el Frente Guasu, que tiene como principal objetivo, en estas elecciones, catapultar a Lugo para el 2018 buscando ser lo suficientemente atractivo para atraer al PLRA y refritar su Alianza Patriótica para el Cambio.

Lea también  Se lanza en Asunción el libro “La Guerra contra la Triple Alianza en debate”, de Ronald León Núñez

En Asunción, así como en muchos otros municipios, en los cuales no se pudo presentar candidaturas de trabajadores que defiendan un programa que apunte a un cambio estructural en nuestro país, por las consideraciones expuestas, el Partido de los Trabajadores no apoyo a ninguna de ellas y llama al pueblo trabajador a demostrar su rechazo a la continuidad de este sistema, votando en blanco o anulando su voto.