Compartir

Por: Profesor Francisco Bravo, miembro de la coordinadora nacional de trabajadores de la educación (CNTE).

  1. Es una imposición de organismos financieros trasnacionales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que busca imprimir los valores del mercado a la educación y despojarla de todo carácter humanista. Estos “modelos educativos” se han impuesto en una gran cantidad de países, particularmente en los llamados, subdesarrollados y de bajo desarrollo.
  2. En consecuencia con lo anterior, dichos “modelos educativos” se basan en conceptos y esquemas del mundo empresarial, como el desarrollo de competencias, eficacia, eficiencia, calidad, etc., en la mayoría de las naciones donde se ha impuesto esta visión, hay un enorme proceso de privatización y un fracaso educativo, con un elevado descontento magisterial y social, (por ejemplo, Chile). En México, la política de aplicación de exámenes a maestros y alumnos se ha ejercido desde 1993 con el programa de Carrera Magisterial y la educación no se ha mejorado, es decir, esta política no ha servido.
  3. Grupos empresariales como “Mexicanos Primero”, encabezados por Claudio X. González, se dicen defensores de la Educación Pública, cuando en realidad la ven como un gran negocio, que les arrojará miles de millones de pesos. Sueñan con tener, como en varios países, escuelas “Charter” que son colegios privados pero con financiamiento público. En este tipo de escuelas no existe el sindicalismo y los maestros están a disposición de los patrones. Además pretenden vender cursos cautivos de “preparación” a los exámenes, a los más de 1,300,000 trabajadores de la educación.
  4. La “Reforma Educativa” es privatizadora, tanto en el terreno de que hay un gran auge para promover escuelas particulares (la mayoría “patito”), pero sobre todo, en los fines educativos, pues éstos se orientan a formar educandos sumisos con valores de mercado que las empresas necesitan y no para formar ciudadanos íntegros. En nuestro país hay una profunda crisis de valores humanos reflejado en los altos índices de delincuencia, corrupción, violencia, etc., por lo que la educación debiera tener su sustento en la práctica de valores humanos.
  5. La “Reforma Educativa” decretada desde septiembre del 2013, no tiene un nuevo modelo educativo, pero está desmantelando el sistema educativo nacional y creando condiciones para la privatización, desde esa perspectiva, es una contra- reforma. Debe quedar muy claro que decir que no es una Reforma Educativa, no quiere decir que no tenga nada que ver con la educación, con su pauperización y destrucción.
  6. La CNTE rechaza esta “Reforma Educativa”, pero está de acuerdo en la necesidad de una verdadera y profunda transformación educativa. Reconoce el bajo nivel educativo provocado intencionalmente para mantener a buena parte de la población en estado de ignorancia y por la incapacidad de quien la ha conducido durante décadas. Hay datos alarmantes que hablan del poco interés gubernamental en la educación, por ejemplo, hoy en día y después de cuatro años del peñismo, los libros de texto no coinciden con los planes y programas. En realidad, las cosas siguen igual en el trabajo áulico. Los avances y logros de los alumnos es por el compromiso diario de la gran mayoría de los maestros y no por los cambios de la “Reforma”.
  7. Se trata principalmente de una reforma laboral, administrativa y de control, que ha modificado profundamente las condiciones de trabajo de los docentes y atenta contra el propio empleo. En vía de los hechos desaparece la plaza base (código 10) como un derecho ganado con la antigüedad, al someterla a refrendo con exámenes por lo menos cada cuatro años. Igualmente está desapareciendo al Sindicato, aprovechando las fechorías de la cúpula charril que lo ha secuestrado. La “Reforma Educativa”, profundiza un sistema de meritocracia, con clara segmentación entre los “idóneos” y lo no “idóneos”. Los derechos como la vivienda, cambios de adscripción, bonos, despegue salarial y otras prestaciones se reservan sólo a los aptos y comprometidos con los exámenes estandarizados.
  8. El sentido de la “Reforma Educativa” es altamente punitivo, de ahí se explica que al frente de la SEP se haya colocado a Aurelio Nuño con un perfil de policía y no de educador. A la fecha se han despedido a 3360 profesores de todo el país por negarse a presentar “las evaluaciones” y se han instrumentado más de 4000 notificaciones de cese para docentes que participan en las movilizaciones de la CNTE. El criterio aplicado para los despedidos y para los que están en proceso es el de mando-obediencia; si acatas te quedas si no te eliminan. Ningún maestro cesado ha sido observado en su salón de clases. El carácter punitivo se ha impregnado en la práctica docente cotidiana, pues el maestro se siente intranquilo con “el pie en el cuello” y orienta sus acciones a cubrir los aspectos que le van a evaluar-medir en detrimento del proceso educativo que debería ser. Los maestros creemos en una evaluación integral que sirva para planear, detectar insuficiencias, actualizar, capacitar, y no para correr a maestros.
  9. En el transitorio Quinto fracción III del decreto que reforman los artículos constitucionales 3º y 73, inciso a) dice: “Fortalecer la autonomía de gestión de las escuelas ante los órdenes de gobierno que corresponda con el objetivo de mejorar su infraestructura, comprar materiales educativos, resolver problemas de operación básicos y propiciar condiciones de participación para que los alumnos, maestros y padres de familia, bajo el liderazgo del director, se involucren en la resolución de los retos que cada escuela enfrenta”. En los hechos, significa que conforme pase el tiempo, a nombre de la autonomía, serán los padres de familia quienes sostendrán las necesidades de las escuelas como luz eléctrica y agua. Un ejemplo contundente de esta situación, es que a lo largo del ciclo escolar, la SEP no ha dado los recursos a las escuelas de “jornada regular” para comprar materiales básicos de limpieza y de papelería, por ende, son los padres y/o cooperativa escolar quienes han aportado recursos para comprar cloro, jabón, escobas, jergas, etc.. Otro ejemplo de cómo el gobierno se desentiende cada vez más de sus obligaciones, es que a partir del ciclo escolar 2015-2016, son las propias escuelas con sus recursos quienes imprimen las “boletas de calificación”.
  10. Esta “Reforma Educativa” parte del supuesto de que los maestros somos los responsables del atraso educativo que hoy tenemos, por ello, ha habido una campaña mediática de desprestigio y linchamiento a nuestra profesión. Deberían preguntarse si quienes dirigen y han dirigido la educación son “idóneos” para estos cargos. Tampoco dicen nada del contubernio corrupto y mafioso que durante décadas establecieron las cúpulas de la SEPSNTE (charrismo sindical) y que destrozaron la educación. Reiteramos que los docentes estamos convencidos que es necesaria una verdadera transformación educativa, pero ésta no será posible sin la participación de los maestros, alumnos, investigadores y padres de familia. Necesitamos una reforma que se construya de “abajo hacia arriba”.
  11. La guerra por imponer a sangre y fuego esta “Reforma Educativa”, es también la apuesta por derrotar a la CNTE, caracterizada como una amenaza real a las políticas neoliberales. Por ello, han recurrido a la represión generalizada, al encarcelamiento (en los últimos meses han metido a la cárcel a 7 maestros de la sección XXII de Oaxaca, incluyendo a Rubén Núñez, Secretario General). La idea equivocada del gobierno es tomar a los presos políticos como rehenes para el intercambio de la aceptación de la Reforma. También pretenden intimidar y descabezar el movimiento, cuestión que es falsa porque la CNTE es en esencia una organización de masas. La disputa real en el conflicto magisterial, es el destino de la Educación Pública y si permitimos o no que los neoliberales impongan su visión de país.
Lea también  Brasil | Reforma de la Previsión que ataca jubilaciones fue aprobada en el Senado

Artículo extraído de Maestr@, órgano de prensa de la Sección IX Democrática (CNTE-SNTE), 4 de junio de 2016.-