Compartir

En la Capital de México, hace ya 20 días está completamente paralizada la Universidad Autónoma Metropolitana. El emplazamiento a huelga fue decidido democráticamente en el Congreso del Sindicato Independiente de Trabajadores. Esta universidad nació en 1974, como producto de una lucha social en defensa de un mayor acceso a la Educación superior para la juventud trabajadora. Hoy en la UAM se retoman esas banderas y tradiciones, enfrentando las tendencias privatizadoras y elitistas. Por eso es indispensable la más amplia solidaridad con su lucha y sus demandas.

Por Corriente Socialista de los Trabajadores

TRABAJADORES DE LA UNIVERSIDAD METROPOLITANA EN LUCHA

Nadie mejor que los propios trabajadores del SITUAM para explicar sus justas demandas: “aumento salarial del 20 %, retabulación del 20 % y reparación inmediata a las violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo (CCT).

El aumento salarial del 20% para todos los trabajadores, académicos y administrativos, no pone en riesgo la viabilidad financiera de la UAM ni afecta “actividades sustantivas” de la universidad, como declaran las autoridades. En cambio, sí lo hacen sus sobresueldos, bonos y demás gastos discrecionales que se auto asignan. Con ese derroche amenazan el funcionamiento de la universidad.

El incremento del 20% es una demanda justa que puede y debe ser cumplida, pues se trata de recuperar el rezago salarial acumulado desde 1982, mismo que fue reconocido por las autoridades universitarias hace 11 años cuando se firmó un acuerdo bilateral para mejorar los salarios de los trabajadores de base de la UAM, aspecto que la administración de la UAM no ha cumplido hasta la fecha. Tan sólo con poner fin a sus abusos en el ejercicio del presupuesto se podría mejorar el salario de todos los trabajadores académicos y administrativos de base.

Lea también  México | !Libertad para Silva Resendiz Flores y sus nietos!

Las sistemáticas violaciones al CCT manifiestan una actitud de abuso de las autoridades universitarias, principalmente en las excesivas contrataciones de personal irregular y de confianza (jerárquicos). En la página web de la UAM aparecen 3 mil 882 trabajadores administrativos de base, 3 mil 90 académicos y mil 262 plazas de confianza. En total, 8 mil 234 trabajadores. Pero en el Analítico de Plazas y Remuneraciones del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019, la Cámara de Diputados aprobó 11 mil 110 puestos de trabajo para la UAM, ello arroja una diferencia de 2 mil 876 plazas, ¿Qué hace la administración de la UAM con el presupuesto de esas plazas? Contratan personal al margen del CCT o agrupan ese presupuesto para elevar los ya de por sí altos salarios y sobresueldos de los funcionarios. Tal circunstancia debe ser aclarada, pues al no ceñirse al decreto del PEF 2019, incurren en una falta grave al violar lo dispuesto por la misma.

3) La redistribución presupuestal empata con nuestra histórica demanda de aumentar el presupuesto a las Universidades Públicas, dichos recursos deben servir para que la universidad crezca integralmente y cumpla su función social. No sólo se trata de tener salarios justos, sino que la matrícula estudiantil aumente, la plantilla de trabajadores administrativos y académicos crezca y, que el presupuesto se utilice de una manera adecuada. ¡En esencia, defender la Universidad Pública!

Llamamos a los estudiantes y profesores a no dejarse engañar, a no caer en provocaciones y a sumarse en un frente común en defensa de la educación pública, exigir cuentas a los funcionarios, transparentar el ejercicio del presupuesto y pugnar porque este sea utilizado para el buen funcionamiento de la Universidad. Pongamos fin a la corrupción… La educación superior no debe continuar siendo botín de los allegados al poder ni mucho menos el espacio donde se construyan estafas contra el pueblo de México”.