Compartir

!LUCHAR POR EL AGUA NO ES CRIMEN!

A las 14:00 del día de hoy, fue detenida arbitrariamente Silvia Reséndíz Flores, acompañada por dos de sus nietos – hijos del activista León Fierro. Madre e hijo son parte del movimiento en defensa del agua en Baja California, Mexicali Resiste. En la página del colectivo se denuncia que ni siquiera les había sido ofrecido agua o comida. 

Por Jenin Villa Roja

Reséndiz había llevado los niños para hacer compras del lado estadounidense, algo sumamente común en la frontera. En la poca comunicación establecida, ella denuncia maltrato y abuso de autoridad por parte de los agentes fronterizos de Estados Unidos. Declararon que el motivo de su detención estaba relacionado con su actividad política en defensa del agua.

La detención de Silvia y sus nietos, de 13 y 9 años, por agentes de migración, en la Pagoda China de la garita Mexicali- Calexico es un claro ataque a la intensa militancia de la familia Resendiz contra la trasnacional estadounidense Constalation Brands. La cervecera, responsable por la producción de la cerveza Corona en Estados Unidos, desea exportar 10 millones de hectolitros de bebidas cada año. Para ello, requiere 20 mil millones de litros de agua, lo que equivale al consumo de unos 750 mil habitantes, afectando a los agricultores del valle de Mexicali.

En mayo de 2018, León fue detenido debido a las protestas en contra de la instalación de Constellation Brands en Baja California. Bajo la falsa acusación de haber intentado atropellar a un policia que custodiaba el lugar donde se construye la cervecería, estuvo 20 días encerrado en el Centro de Readaptación Social (Cereso) estatal, primeramente por el delito de lesiones calificadas. Considerado por la jueza Ruth Álvarez “persona peligrosa para la sociedad”, tuvo su delito reclasificado para tentativa de homicidio. Tras fuerte campaña de solidaridad, Fierro fue liberado.

Lea también  México | ¡Fuera de México "The Chermours Company"!

En noviembre de 2018, el activista fue prohibido de pasarse al lado norte de la frontera para participar del Encuentro Binacional de colectivos, desde el puerto fronterizo Tijuana- San Ysidro. Él había sido invitado a explicar un boicot contra las cervezas Modelo y Corona en San Diego, California. Aunque estuviera con sus papeles en regla, León fue separado de sus compañeros, siendo retenido irregularmente. Según la nota oficial de Mexicali Resiste, agentes migratorios de Estados Unidos revocaron su visa y le regresaron a Tijuana. Cuando preguntados por la razón de esta medida, dijeron que eran ordenes del consulado estadounidense en Baja California.

Entre las ilegalidades cometidas, las autoridades migratorias quisieron que León firmara una declaración en que asumía que su intención en cruzar la frontera sería en búsqueda de trabajo.

Al poder comunicarse con su hijo, Silvia explica que les revocaron su visa y que su liberación sería hasta el otro día. El activista denuncia que se trata de un hostigamiento psicológico a los niños. Los Reséndiz no son los únicos de su colectivo que fueron privados de su visa hacia Estados Unidos; Jorge Benítez López pasó por la misma situación en junio de 2018.

La cuestión del agua es un tema que en los próximos años conllevará a guerras, afectando profundamente a la clase trabajadora. Sólo 2,4% del agua de nuestro planeta es dulce, siendo 0,02% disponible para consumo humano. Por ello, el agua dulce ya es un recurso natural igual de valioso que el petroleo.

Los mega bancos internacionales como Credit Suisse ya son dueños de grandes extensiones de tierras ricos en agua potable, puesto que el mercado de este recurso es extremadamente ventajoso. Compañías como Siemens y Down también ya venden agua para la gran industria. Por otro lado, países que con enormes reservas de agua se las venden a precios muy bajos, defraudando su poblacion de este servicio.

Lea también  México | Polarización política y social: hablan de golpes, hacen chantajes

Desde la Corriente Socialista de los Trabajadores, parte de la Liga Internacional de los Trabajadores (LIT-CI) repudiamos esas detenciones y demandamos la inmediata liberación de Silvia y sus nietos. Luchar en defensa del agua y contra el despojo no es crimen sino una tarea fundamental para garantizar la existencia de la humanidad contra la ganancia capitalista.

!Fuera Constalation Brands!
!Fuera muro migratorio que divide familias y cesa vidas!
!Luchar por el agua no es crimen!