Compartir

Las obreras y obreros de Matamoros han escrito otra página triunfante en la historia del movimiento obrero de México, que muestra un ejemplo a la clase obrera del resto del mundo. El pasado domingo 2 de junio el “Movimiento Obrero 20/32”, una vez más, se enfrentó con éxito a toda la maquinaria del régimen patronal, con sus “instituciones”.

Por CST-México

Esta vez la batalla fue a partir de una incursión audaz en el terreno de las elecciones y los partidos patronales. Un terreno sucio, ajeno y hostil a los obreros. Un terreno lleno de trampas y restricciones “legales”. Un terreno fácil sólo para los patrones, donde presentan a “sus” candidatos para, supuestamente “representar” al pueblo. Y arman toda esa farsa “democrática” para continuar con la explotación, despojo y opresión. Por eso ese día muchas empresas impusieron que sus fábricas trabajen. Por eso no hubo servicio de transporte público normal. Por eso policías estatales obligaban a los taxistas a servir únicamente al acarreo de votantes de los partidos del poder. Por eso el PAN pagaba de 500 hasta 1500 pesos para comprar votos. Pero ni el compulsivo “acarreo”, ni las jugosas ofertas lograron quebrar una notoria abstención electoral, que expresa una desconfianza muy marcada en los barrios más proletarios.

Puede surgir en algunos el interrogante: ¿Por qué no llamar a abstenerse de esa guerra sucia y desigual? Porque esta vez se podía y sí se pudo presentar una alternativa obrera independiente contra los patrones y sus lacayos, para llamar a “¡Luchar, luchar hasta vencer, luchar hasta llevar los obreros al poder!”. Y ese acierto se confirmó. La campaña obrera del Movimiento 20/32 con sus “Candidatos independientes No registrados” conquistó un extraordinario apoyo electoral. Se logró movilizar a miles y miles de votos conscientes, a los que las múltiples trampas del INE y el Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) no pudieron silenciar. Miles de obreras y obreros, multitud de familias enteras, desafiando presiones y amenazas y también rechazando tentaciones, golpearon al régimen. Aunque todos los medios de difusión, “chayoteros” del capital finjan que “no pasó nada”, sabemos que este triunfo obrero, asustó una vez más al poder de los dueños del dinero grande.

Lea también  Brasil: metroviarios de São Paulo aprueban paralización en la huelga general del 14 de junio

Si vamos a la página del IETAM, veremos que las cifras que muestra para los candidatos independientes no registrados son un ínfimo 1.78%, porque las anota diluidas entre todas las casillas de los 22 distritos de ese Estado. Cuando la realidad es que los candidatos no registrados del 20/32 se presentaron sólo en 4 distritos de esos 22. Es decir, los distritos 9, 10, 11 y 12 que abarcan a la ciudad de Matamoros. Para evaluar realmente el apoyo de masas que han tenido, debemos tomar los resultados donde nuestros candidatos se presentaron. Veamos los datos que nos aportan los números y tratemos de sacar algunas primeras conclusiones.

Los resultados de las casillas que logramos constatar nos dicen claramente: el movimiento 20/32, en menos de 45 días de campaña, se constituyó en la Tercera fuerza política en esos distritos. En las casillas de estos distritos el resultado electoral es asombroso: oscila entre 15% al 25% de los votos totales emitidos. De conjunto, sólo fue superado por el PAN, partido del gobierno estatal y por Morena, partido que controla el municipio y el gobierno federal. Pero los votos del 20/32 en algunas casillas, superaron a Morena, en otras al PAN y en algunas otras fue la primera fuerza. Y lo que es algo sentido con orgullo por la mayoría de los trabajadores: superó en los cuatro distritos y por mucho al odiado PRI, el partido madre de los “charros” sindicales traidores y que durante más 70 años saqueó a México y a su pueblo trabajador, convirtiéndolo en casi una colonia de EU.

Las elecciones pasaron, pero sus ecos seguirán y la lucha continúa

Lea también  México: nueva caravana migrante enseña la fea cara del gobierno de Morena

Aún es temprano para sacar todas las conclusiones de este gran triunfo, que es producto de luchas heroicas y enormes sacrificios. La primera evidencia es que “¡Sí, se puede!” Y que el Movimiento Obrero Matamorense 20/32 surge como una fuerza política genuina y limpia, sin patrones ni charros traidores.

Completamente distinta y opuesta a todos los partidos del régimen patronal. Un movimiento que, pasado su “bautismo de fuego” en las huelgas y acciones de nuestra clase contra las empresas, avanzó a enfrentar a los explotadores y sus sirvientes políticos en el lodo electoral. Pero su futuro no lo marcan los calendarios electorales. El MOM 20/32 está ante el desafío inmediato de seguir enfrentando a diario las injusticias y atropellos patronales y estatales, en cada maquiladora, en cada colonia, en cada hospital o escuela.

Porque el régimen y el sistema capitalista siguen imperando. Porque sigue el saqueo, la insultante desigualdad y las tremendas carencias. Y para eso hará falta también fortalecer cada vez más la organización sindical democrática sin charros traidores. Pero la experiencia y lecciones de estos casi 6 meses de lucha son un bagaje colosal que servirá para seguir triunfando.

Desde la Corriente Socialista de los Trabajadores y la Liga Internacional de los Trabajadores, estaremos como hasta ahora para sumarnos sin condiciones a los pasos de este Movimiento y extenderlo a toda la clase obrera de México y algo muy importantes: rodearlo con la solidaridad de los trabajadores en todos los países.

¡Viva el Movimiento Obrero Matamorense 20/32!