Compartir

Escribimos estas líneas cuando pasaron dos semanas de las elecciones en Matamoros. Las consignas del título fueron las que coreaban las marchas y mítines obreros durante toda la campaña. En realidad, son hechos muy recientes para que miles de luchadores del movimiento obrero mexicano –y ni que hablar de otros países– hayan tenido la posibilidad de conocerlos en detalle, para sacar después todas las conclusiones respecto al gran ejemplo que nos dio y sigue dando el Movimiento 20/32 al conjunto de los trabajadores y los pueblos oprimidos y explotados.

Por CST-México

Seguiremos remarcando la enorme importancia del salto dado al terreno político, con el valiente paso que han dado los candidatos obreros independientes “No registrados” en los cuatro distritos. Porque desafiaron a todos los partidos patronales, a sus gobernantes y a sus candidatos, que sólo son viejos y nuevos alcahuetes y capataces de los dueños del dinero grande, para seguir la farsa de su mal llamada “democracia”. Desafiaron a sus amañadas “instituciones” que sólo están para legitimar la explotación de nuestra clase obrera y el saqueo del país. Y así lograron que los cómputos oficiales de la ciudad les reconocieran el apoyo de cerca de 15 mil votos.

Asumieron ese desafío como producto de una intensa y dura experiencia

Una experiencia amarga desde el inicio de las huelgas. Experiencias con el presidente municipal de Morena, Mario “Borrega” López, ardiente defensor de las patronales; con el senador de Morena Ricardo Monreal, que junto a los odiados charros locales intentó romper la huelga una madrugada en compañía de policías y su maniobra fue desbarata; experiencia con la Secretaria de Trabajo, Luisa María Alcalde, que declaró “inexistentes” las huelgas (significa ilegales) y con la Secretaria de Gobierno, que viajó de emergencia en secreto para aislar al movimiento y que no se extendiera a otras ciudades y estados y se juntó con el gobernador panista de Tamaulipas, Cabeza de Vaca para darle “luz verde”  en la represión con policías estatales al movimiento obrero matamorense.

Lea también  Se viene el 4° Congreso de la CSP-Conlutas

Y a muchos empezó a “caerles el veinte”, cuando el charro mayor de la CTM, Aceves del Olmo salió de una amable reunión con el presidente López Obrador diciendo que éste le encargó terminar de inmediato con las huelgas en Matamoros. Y para “coronar” todas esas experiencias, de agresiones contra los obreros llegó a Matamoros –al cierre de campaña electoral a fines de mayo– la presidenta de Morena Yeidckol Polevsnki, ex presidenta de la cámara empresaria, CANACINTRA. Esa señora de oscuro pasado y turbio presente vino a apoyar a las patronales locales y extranjeras y a culpar a los obreros por estar despedidos o boletinados. Porque –según ella– defender nuestros salarios y derechos es “ahuyentar” a las empresas. La jefa nacional de Morena vino a hacerle coro al gobernador Cabeza de Vaca y al alcalde, la “Borrega” López. También se dedicó a promocionar al senador Napoleón Gómez Urrutia, el nuevo charro oficial de Morena, que preside el sindicato minero-metalúrgico como herencia de su padre que lo encabezó hasta su muerte –ejemplo grotesco de nepotismo– y amparado por el gobierno ya tiene su propia Central sindical, llamada Central Internacional de Trabajadores, en reemplazo de la apestosa CTM. Y para ese sucio objetivo, esta señora Yeidckol se lanzó a encabezar la campaña de calumnias y amenazas contra la coordinadora del Nuevo Sindicato Independiente y de la campaña del MOM 20/32, la Licenciada Susana Prieto. Su desprecio por los obreros se trasformó en odio cuando vieron que dijimos ¡Basta!

Todos los enemigos del pueblo trabajador “mostraron el cobre” y están ardidos ante el avance arrollador del Movimiento 20/32. Con un apoyo ganado al demostrar que para defender nuestros derechos hay que luchar y no rajarse. Un apoyo ganado sin repartir despensas ni falsas promesas. La lucha recién comienza.

Lea también  Portugal | Balance de cuatro años de Geringonça