Compartir

 

Reproducimos la carta de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación a la Comisión Nacional de DDHH de México

ASUNTO: Queja  y solicitud de intervención para salvaguardar nuestros derechos humanos y civiles. Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación

 

Ciudad de México, a 23 de mayo del 2016

LIC. LUIS RAUL GONZÁLEZ PÉREZ

PRESIDENTE DE LA COMISIÓN NACIONAL

DE DERECHOS HUMANOS

P R E S E N T E.

 

La, presenta a usted UNA QUEJA en razón de los siguientes acontecimientos:

El día 20 de mayo, alrededor de las 2:00 am, cientos de policías federales, se presentaron al Plantón que los maestros instalamos en la calle de Bucarelli (inmediaciones de la Secretaría de Gobernación), y en voz de su mando ordenó con amenazas, que desalojáramos el lugar. A lo cual se le contestó que cuál era el argumento, en tanto que se trataba de una actividad pacífica y sustentada en nuestro derecho constitucional a la libre manifestación, no obstante, no se hizo caso de ello y lanzaron un ultimátum para el desalojo. Alrededor de las 4:00 am y bajo amenaza de agresión, nos retiramos a fin de salvaguardar la integridad física y mental de nuestros compañeros. Durante todo el desalojo forzado, hubo encapsulamiento de la policía federal, sin permitir entrada y salida de ninguna persona, lo que configura una privación ilegal de la libertad.

La decisión  que tomamos fue trasladarnos primeramente a las instalaciones de la Sección 9 Democrática del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, ubicada en la calle de Belisario Domínguez 32, Centro Histórico. En la caminata a ese lugar, se mantuvo el cerco a nuestro contingente  y antes de llegar al Eje Central “Lázaro Cárdenas”, fuimos detenidos y encerrados sobre avenida Juárez, por policía federal y local por alrededor 4 horas,  sin explicación alguna. Después de ese tiempo, y con comunicación con representantes del Gobierno de la Ciudad México, se decidió trasladar nuestro Plantón a la Plaza de Santo Domingo, ubicada en la calle de Brasil y Belisario Domínguez del Centro Histórico. Los campamentos quedaron establecidos alrededor de las 12:30 pm en ese lugar.

Lea también  No son 30 pesos, son 30 años. Algunos hitos de luchas mineras en los últimos 30 años en Chile

El día 21 de mayo, alrededor de la 1:30 am cientos de policías federales y de la Ciudad de México iniciaron a cercar toda la zona contigua a la Plaza de Santo Domingo. Para las 2:00 am ya nadie podía entrar ni salir del plantón (incluyendo periodistas) por impedimento de la policía de ambos niveles. La amenaza fue contundente al ordenar que recogiéramos las cosas y que subiéramos a unos  autobuses para ser movidos. No hubo explicaciones y sólo intimidaciones, por ejemplo, dijeron que había órdenes de aprehensión para muchos que ahí estábamos y que se ejecutarían si no subíamos a los camiones. En ningún momento hubo acuerdo para abandonar el lugar.

Alrededor de las 3:30 am salieron los primeros autobuses con compañeros de Guerrero y de Chiapas por la calle de Belisario Domínguez. En la siguiente media hora se realizó la misma acción con los demás maestros y fueron deportados a sus estados de origen. Sólo los docentes de la Ciudad pudieron quedarse en esta entidad. Es importante señalar que durante bastantes horas no supimos del destino de los  compañeros expulsados de la Ciudad de México.

Los hechos aquí expresados violentan nuestros derechos humanos y constituyen actos ilegales, en tanto contravienen preceptos constitucionales básicos de nuestras garantías individuales, como el derecho a la libre expresión (artículo 6o constitucional), la libertad de Asociación (artículo 9o constitucional) y la libertad de tránsito o movilidad (artículo 11 constitucional), entre otros. Igualmente son actos de discriminación y exclusión política, pues se obligó por la fuerza, a que maestros que no son de la Ciudad de México, fueran trasladados a sus estados. También hubo secuestro en ambos desalojos, en razón de que hubo tiempos en que no se permitió la entrada ni salida de los docentes plantonistas. Durante el traslado en los autobuses, no tuvimos comunicación con nuestros compañeros y por tanto no sabíamos de su paradero.

Lea también  13 de mayo: ¡Esta abolición no nos representa!

Solicitamos respetuosamente a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, emita una recomendación al Gobierno Federal, en torno a lo aquí expresado, al mismo tiempo, pedimos que se garantice el respeto a los artículos constitucionales señalados, garantizando  la instalación de nuestro plantón nacional, como forma pacífica de la libre expresión y asociación. De igual manera se pide que el gobierno federal y gobiernos estatales acaten la libertad de tránsito, en perspectiva de que en los próximos días arribarán a la capital miles de maestros que hemos manifestado nuestro desacuerdo con las medidas laborales –administrativas contenidas en la llamada “Reforma Educativa”.

Solicitamos también se emita recomendación al Gobierno Federal (Secretaría de Gobernación y Secretaría de Educación Pública) nuestro derecho constitucional de petición (artículo 8 constitucional) a fin de establecer un diálogo que permita encontrar solución a nuestras demandas.

Sabedores de la alta responsabilidad que usted tiene al frente de la Comisión nacional de Derechos Humanos, sabrá dar respuesta pronta y positiva a nuestros planteamientos.

Sin más por el momento quedamos de usted.

 

Atentamente

Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación SNTE)