Compartir

Hasta el 8 de Febrero de 2019, se registraban 33 muertes violentas de mujeres en el país. En promedio, una mujer muere al día solo por el simple de hecho de ser mujer. Son violadas y luego asesinadas por sus parejas, familiares cercanos o por hombres que simplemente creen que son superiores a ellas. Previo a su muerte, estas mujeres además vivieron años de violencia sexual, doméstica y psicológica. No hay distinción para el machismo, pues las asesinadas van desde los 4 a los 74 años de edad.

La UNAH, no está exenta de esta ola de violencia. Hace casi un año, el 18 de Abril de 2018, se denunciaba la violación de una estudiante dentro del campus de UNAH-VS, hecho que quedó en la total impunidad, gracias en parte a que rectoría se tardó días en reconocer la misma e iniciar una investigación. Y no sorprende esta actitud de rectoría, puesto que en la última década ha criminalizado, expulsado y hasta mandado al exilio a decenas de compañeras activistas del movimiento estudiantil.

La UNAH es un terreno hostil para las mujeres. En noviembre de 2018, una campaña de denuncias desenmascaró esto. Por medio de pizarras se confirmó lo que ya sabíamos, que hay decenas de catedráticos, estudiantes, dirigentes del movimiento estudiantil y partidos políticos que han ejercido acoso sexual y violaciones en contra de estudiantes. Desde el Partido Socialista de los Trabajadores nos posicionamos claramente contra toda expresión machista en la UNAH, y fuera de ella. Por eso creemos que, en el marco del próximo Día Internacional de la Mujer Trabajadora, 8 de Marzo, las y los estudiantes salgamos a las calles a luchar contra la violencia machista, y contra la dictadura. ¡Contra la violencia, las mujeres paramos!