Compartir

Con la ayuda de dirigentes traidores, el gobierno de Juan Orlando Hernández, ha logrado confundir a las bases y hasta la dirección de la Plataforma en Defensa de Salud y Educación, ésta maniobra fue aplicada desde el inicio del proceso, pero cada vez que algunos seudo dirigentes negociaron a espaldas de las bases, fueron puestos en su lugar.

Por PST-Honduras

Para presionarlos, el gobierno los acusó de varios delitos y a renglón seguido se instaló el diálogo “estilo JOH”. Sin el ánimo de dar crédito a las acusaciones del gobierno, solo podemos concluir que son tal para cual y por eso esos dirigentes, no son representantes de los luchadores y luchadoras y en consecuencia no son nuestros interlocutores.

Necesitamos derrotar la maniobra del gobierno, para salir del embrollo en el que nos metieron, y eso solo se puede reuniendo a la asamblea nacional de toda la plataforma y definiendo un nuevo plan de lucha, con un programa más claro y amplio. En la primera asamblea nacional se votaron orientaciones que dieron un salto de calidad al proceso de lucha y no es casual, por vez primera coincidieron todas las fuerzas y se pudieron unificar criterios, lo cual se tradujo en motivación y sincronización.

Con el falso diálogo en cuestión, la segunda asamblea es determinante, pero además debe precisar con detalle ese programa que ha sido claro desde el principio, pero que ha tenido límites. Sabemos que ningún compromiso del gobierno es fiable, por lo que los logros de esta lucha pueden retroceder si no apuntamos directamente al corazón del problema, y ese la salida del narco-dictador.

Por vez primera el régimen se encuentra resquebrajado, la misma burguesía le ha dado la espalda, instituciones profundamente reaccionarias como la iglesia católica lo han cuestionado públicamente, el partido nacional se encuentra dividido, incluso miembros del equipo del poder ejecutivo han planteado diferencias. No caigamos en la trampa de “no politizar la lucha” nuestra lucha no puede ser solo gremial, porque no hay triunfo gremial, sin derrota política.

Lea también  Honduras: 65 años de la Huelga Bananera: un programa y método revolucionario aún vigente

El PST propone que la segunda asamblea nacional de la Plataforma, discuta democráticamente, un plan de continuidad de la lucha, que centrado en la defensa de la educación y la salud pública, gratuita y de calidad, incorpore en su programa la salida de Juan Orlando Hernández del poder, porque no hay otra forma de luchar coherentemente contra ninguna de sus políticas y menos contra el compromiso que ha realizado con el FMI para lograr una acuerdo Stand BY con el fondo monetario. De manera que la moratoria del pago de la deuda externa es otro tema del programa que se debe incorporar.

Esta nueva etapa de lucha, no se puede concebir sin la incorporación de otros sectores, y esa unidad implica sumar sus demandas, pero también sumarlos a la organización y a la toma de decisiones. Solo un proceso con democracia interna, con independencia de clase y con un programa unitario nos puede llevar a la victoria.

Partido Socialista de los Trabajadores

Liga Internacional de los Trabajadores Cuarta Internacional LIT-CI