Compartir

Los docentes socialistas organizados en el Partido Socialista de los Trabajadores, nuevamente nos dirigimos al gremio magisterial, de médicos, padres de familia, estudiantes y pueblo en general para comunicar lo siguiente:

1. Qué la lucha por la defensa de la salud y educación pública en el país ha protagonizado un ascenso que tuvo su pico más alto en los Paros Nacionales del 30 y 31 de mayo. Esta nueva correlación de fuerzas obligo a la dictadura de JOH a derogar los PCM, principal exigencia de la Plataforma en Defensa de la Salud y Educación Pública. De esta forma se logra un triunfo para el movimiento y un retroceso para el gobierno. Demostrando que la movilización permanente de los trabajadores en unidad con otros sectores es un camino efectivo para luchar contra las medidas neoliberales de la dictadura.

2. Condenamos a la dirigencia de los colegios magisteriales que pactaron a espaldas de las bases con el gobierno, sin la autorización del conjunto de la Plataforma, quien había estableciendo que cualquier acercamiento con el régimen sería si sólo sí se derogaban primero los decretos. Al mismo tiempo condenamos la hipocresía de JOH a pactar con estos mismos dirigentes a quienes días atrás señalaba de actos de lavado de activos y corrupción. Esta dirigencia burocrática desde un inició intento dividir y desmovilizar la lucha, por esa razón las bases sólo reconocen como dirección del proceso a la Plataforma en Defensa de la Salud y Educación Pública, quien debe mantener las asambleas a nivel nacional ampliando los mecanismos de participación de las bases. El gremio magisterial por su parte debe de una vez por todas desechar de la conducción del gremio magisterial a estos burócratas traidores. ¡Exigimos su expulsión inmediata de la conducción del gremio magisterial y rendición de cuentas!

Lea también  Perú | ¿Por qué no marchamos este 5 de septiembre?

3. Proponemos la realización de una Asamblea Nacional de la Plataforma en Defensa de la Salud y Educación Pública junto con el Movimiento Social y Popular para definir el rumbo de la lucha y preparar una ofensiva contra el régimen, dando continuidad a esta instancia unitaria por un programa de reivindicaciones más amplio que además de forma inmediata exija justicia para los caídos y criminalizados en la lucha. Advertimos que mientras en el país impere la dictadura de JOH, la salud y educación pública estará amenazada, por lo que se debe avanzar a un programa y plan de lucha escalonada hasta lograr la salida del dictador de la silla presidencial.

Tegucigalpa, 04 de junio del 2019