Compartir

La lucha liderada por la Plataforma en Defensa de la Salud y Educación permitió el desarrollo de un ascenso del movimiento de masas caracterizado por la participación en las manifestaciones de organizaciones gremiales de la clase trabajadora, el campesinado, el movimiento estudiantil, y de la población en general.

El proceso se profundizó con la huelga de transporte de carga pesado, y la huelga de “fusiles caídos” por un sector de elementos policiales. No queda duda que el eje central de la crisis plantea -la salida de JOH de la silla presidencial-. Esta oportunidad sólo se presentó en el pasado reciente durante el proceso insurreccional contra el fraude electoral.

Hoy la Plataforma es un referente de lucha a nivel nacional que logró en dos ocasiones hacer retroceder al gobierno. Estás victorias echaron por la borda la correlación de fuerzas que venía favoreciendo al régimen. Demostrando que el camino es la lucha, pero no cualquiera, sino aquella que pone por encima el accionar de las bases, como lo hizo el magisterio, médicos y los demás sectores que se sumaron.

Ahora, con la ayuda de los dirigentes traidores el gobierno logró instalar un dialogo “estilo JOH” a la par que reprime y comienza las sanciones contra docentes. Lo mismo ha dicho en relación a los policías sublevados. El dialogo y la represión de JOH deben ser derrotados, ya que es una táctica para desmovilizar los sectores de salud y educación, más ahora que la población sale a exigir directamente su salida. No podemos bajar la guardia, los triunfos pueden retroceder sino apuntamos directamente al génesis de nuestros males, y eso es JOH y su régimen criminal y asesino.

Lea también  Colombia | ¿Por qué no estuvimos en el VII Congreso de la CUT?

La Plataforma debe convertirse en una herramienta de lucha contra la dictadura. Debemos superar el discurso de que la lucha “es sólo gremial” y dar un salto cualitativo. No hay triunfo gremial, sin derrota política. La crisis en la policía solo demuestra el nivel de descalabro al que llegó el régimen, incapaz incluso de controlar a las fuerzas represivas. En medio de duras divisiones y presiones hasta en la misma burguesía.

El Partido Socialista de los Trabajadores propone:

1. Qué la Plataforma convoque a una SEGUNDA ASAMBLEA NACIONAL para reorientar la lucha en relación a los cambios en la coyuntura. Esta nueva etapa de lucha, no se puede concebir sin la incorporación de otros sectores, y esa unidad implica sumar sus demandas, pero también sumarlos a la organización y a la toma de decisiones.

2. Qué todos los sectores en oposición al régimen de JOH construyamos una PLATAFORMA NACIONAL DE LUCHA CONTRA LA DICTADURA. Para esa tarea es fundamental que las plataformas departamentales de salud y educación aglutinen a su alrededor a todos los sectores en oposición al régimen. Organizando desde los centros de trabajo, y estudio las tomas y movilizaciones. Solo un proceso con democracia interna, con independencia de clase y con un programa unitario nos puede llevar a la victoria.

3. Adaptar un programa que tenga como consigna central: -LA SALIDA DE LA DICTADURA-, ¡Fuera la intervención imperialista! ¡La ruptura de los acuerdos con el FMI! ¡Asamblea Nacional Constituyente! ¡Libertad para Rommel Herrera y todos los presos políticos! ¡Por un nuevo modelo de salud y educación a favor del pueblo hondureño! ¡Contra las privatizaciones! ¡Contra el desempleo y la pobreza! ¡Y por mejores condiciones laborales!

Lea también  Organizar la lucha en una asamblea nacional por la defensa de la salud y educación pública

4. La organización de un Paro Nacional Indefinido hasta la salida definitiva del gobierno. Si el movimiento de masas desarrolla su capacidad de organización y movilización, la caída del gobierno-JOH estaría planteada objetivamente.

¡Fuera JOH!

¡Fuera el imperialismo Yankee!

Partido Socialista de los Trabajadores

Liga Internacional de los Trabajadores Cuarta Internacional LIT-CI