Compartir

La Clase Trabajadora salvadoreña ha venido despertando su conciencia política en los últimos años en El Salvador, y observamos un proceso de rupturas y definiciones en el seno del movimiento sindical, las posiciones se van aclarando y van surgiendo agrupamientos con al menos cuatro posiciones: Un sector oportunista que lo único que busca es copar las instancias tripartitas y acumular poder de negociación para poder tranzar con el gobierno, un sector pro-gobierno, del cual sus dirigentes están cooptados por el partido FMLN, un sector vinculado con la derecha empresarial y el partido Arena, y por último minoritario pero importante, un sector que intenta levantar las banderas de un sindicalismo independiente, clasista y combativo.

Por: Plataforma de la Clase Trabajadora (PCT) – El Salvador

Esta atomización de la clase trabajadora responde a los intereses políticos partidarios de los dos partidos mayoritarios FMLN y ARENA, cada vez más desgastados y desprestigiados, y ante la falta de una expresión política desde y para la Clase Trabajadora, la ausencia de liderazgos y el desgaste de los tradicionales, ha permitido que un sector burgués, representado en la persona de Nayib Bukele, esté capitalizando las esperanzas de buena parte de la clase trabajadora y el pueblo, al enfrentarse mediáticamente con esos poderes tradicionales, el ex alcalde aparece como una opción potable para renovar el sistema político burgués.

Frente a esta realidad, la mejor carta del imperialismo aunque para algunos parezca chocante, es Nuevas Ideas(NI) y Nayib Bukele(NB), debido a que sería quién daría un respiro al sistema democrático burgués, que de no ser por el aparecimiento de esta opción estaría totalmente acabado, y estaría planteada como salida a la situación precaria de El País la lucha social y la movilización de los de abajo. Es NB y NI, quienes cumplen el papel de remozar el régimen, y volver a dar la estabilidad política al país.

Lea también  Alitalia a un año del referendo

Desde la Plataforma de la Clase Trabajadora, queremos alertar desde ya, que NB y NI solo serán una decepción más para el pueblo salvadoreño, y exhortamos a todas y todos a organizarnos en nuestros lugares de trabajo, nuestros barrios, nuestros lugares de estudio, ya que solo la lucha organizada de la Clase Trabajadora, es la única manera de transformar la realidad, debemos de retomar el rumbo revolucionario de la lucha por el Socialismo, debemos de despejar de nuestra mente toda ilusión electorera, debemos de construir nuestro propia herramienta política de la Clase Trabajadora, y generar la tan ansiada UNIDAD Y CONFIAR SOLO EN NUESTRAS PROPIAS FUERZAS, Y NO TENER NINGUNA CONFIANZA EN NINGÚN SECTOR BURGUÉS.

Sabemos que muchos de ustedes no compartirán esta reflexión, pero no nos queda más repetir con Lenin “Nada nos resta a no ser que explicar pacientemente, perseverantemente, sistemáticamente a las masas… Mientras estemos en minoría realizaremos un trabajo de crítica, a fin de liberar a las masas de la impostura” sin “temer permanecer en minoría! No para siempre, sino temporalmente. La hora del bolchevismo llegará”.

POR LA CONSTRUCCIÓN DE LA ALTERNATIVA PARA LA CLASE TRABAJADORA

Artículo publicado en La Voz de la Clase Trabajadora, El Salvador, 2/5/2018.-