Compartir

“¿Cómo vas a morder la mano que te da de comer?” Alexandra Hill Tinoco, Nueva Canciller Salvadoreña, opinión sobre las relaciones de El Salvador con EEUU.

Por: Jenny Moreno/Plataforma de la Clase Trabajadora-El Salvador.

A nosotras las mujeres explotadas,  en casa, empresas y en el campo no nos representan las mujeres burguesas y las que administran sus bienes.

Los nombramientos de 4 mujeres hasta el momento en el gabinete del próximo gobierno de Nayib Bukele-GANA, han sido utilizados como maniobra política, para hacer ver frente a la población como el “empoderamiento” de las mujeres en el nuevo gabinete, a pesar que este, bien pudiese considerarse progresivo en un ambiente político donde son los hombres quienes tienen mayor participación en la toma de decisiones, en los espacios de poder sin embargo, solo es una cortina de humo. Debemos reconocer las posiciones de quienes serán parte del gabinete del gobierno, por ejemplo las de la futura canciller Alexandra Hill, sólo son expresión de una mínima parte del extenso programa neoliberal colonialista que se profundizará en los próximos años, mediante el plan de anexión y de “respeto” hacia EEUU que significa seguir sometidos a las políticas y mandatos del país norteamericano, perdiendo aún más nuestra soberanía y autodeterminación.

Sabemos la confianza y expectativas que gran parte de la clase trabajadora ha depositado en la próxima administración,  debido a la traición del FMLN y nefastas administraciones de todos los demás partidos burgueses, pero no podemos dejarnos llevar por sentimentalismo pues  estos nombramientos no son por su buen desempeño de estas mujeres a favor del pueblo.

El hecho de que haya mujeres en el gabinete: Alexandra Hill, Suecy Callejas, Michelle Sol y María Chichilco no significa que representen los intereses de la clase trabajadora, mucho menos de las mujeres, o que van a “luchar” por resolver las necesidades o problemas de las mayorías precarizadas;  ellas seguirán fortaleciendo las bases del neoliberalismo desde la “cultura y arte” u otros ámbitos en que se les designen, puesto que proponen las alianzas con el imperialismo y así, facilitan el camino para el continuismo del dominio y explotación a nuestra clase.

Lea también  ¡Por derechos asociados a la maternidad para las trabajadoras!

Todas las nombradas, han desempeñado cargos públicos, en los cuales han estado a favor de los intereses de la vieja y nueva burguesía, desde Alexandra Hill como Asesora del ex presidente Francisco Flores de ARENA, y del FMLN, Suecy Callejas, Michelle Sol y María Chichilco quienes ahora bajo la bandera de otra ala de la burguesía recalcitrante como GANA seguirán sin transformar las condiciones del pueblo salvadoreño.

Las mujeres de la clase trabajadora no podemos confiar en el “empoderamiento” de las burguesas y creer que también es nuestro o  que cambiará la situación de precariedad en la que nos encontramos junto a nuestros compañeros de clase. El empoderamiento que promulgan y practican está abismalmente alejado de nuestra lucha y condición, porque sus intereses y los nuestros son históricamente antagónicos.

Nosotras no nos identificamos con ese tipo de empoderamiento, uno que oculta la explotación y opresión de miles de mujeres y hombres. Precisamos de la verdadera emancipación de nuestra clase en su conjunto, eso sólo lo lograremos organizándonos en colectivos, sindicatos, estructuras políticas con autonomía, coherencia con principios de clase, que combatan las expresiones de sometimiento, explotación y que luchen por una verdadera emancipación, sin quedarse solo en sendos discursos y narrativas prometedoras.

¡POR UN GOBIERNO OBRERO, CAMPESINO Y POPULAR!