Compartir

Más de 100 trabajadores y trabajadoras de la empresa Empaques Bellavista, ubicada en Los Chiles de Alajuela se encuentran en huelga desde la mañana de este miércoles 16 de enero contra los despidos injustificados y por el incumplimiento en el pago de aguinaldos.

Por PT-Costa Rica

El pasado 5 de enero la empresa propiedad de Giovanni Paniagua Jiménez realizó los despidos en un acto de total irrespeto y violación a la libertad sindical. Las y los obreros se afiliaron al Sindicato de Trabajadores del Sector Privado (SITRASEP) y además fundaron una seccional en Empaques Bellavista, con el objetivo de organizarse para obtener mejoras en sus condiciones de trabajo.

Las razones de la huelga

En Socialismo Hoy Digital realizamos distintas denuncias de las situaciones inhumanas que viven estos compañeros. Encontramos casos en los que no se les ha pagado aguinaldo durante más de 10 años. En la mayoría de casos no se les paga horas extra, vacaciones ni tienen acceso a seguridad social.

A los trabajadores les pagan en una pulpería donde todos deben comprar la comida, y muchas veces no reciben dinero en efectivo porque lo que ganan solo les alcanza para pagar la comida que ya compraron.

Mientras viven en condición de esclavitud, la empresa sigue obteniendo jugosas ganancias. Ellos amedrentan constantemente a los obreros aprovechando la condición de migrantes nicaragüenses; les dicen que si se atreven a exigir mejores condiciones de trabajo los amenazan con llamar a migración para que sean deportados.

A raíz de estas denuncias, los trabajadores organizados en la seccional de SITRASEP exigieron el pago justo de los aguinaldos a más tardar el 20 de diciembre, fecha límite establecida por el MTSS para la cancelación de este derecho fundamental.

Lea también  Los refugiados nicaragüenses en Costa Rica: entre la xenofobia y la miseria

Como respuesta, la empresa incumplió lo que establece la ley y obligó a los trabajadores a firmar un finiquito en el que se les otorgaba un monto de aguinaldo mucho menor del que les correspondía, pero ellos serían despedidos.

Al negarse a aceptar esta propuesta, los trabajadores fueron despedidos por ejercer el derecho a la libre sindicalización. Desde el sindicato SITRASEP se presentaron todas las acciones legales ante el Ministerio de Trabajo en aras de lograr un acuerdo satisfactorio para los trabajadores. Sin embargo, en una reunión sostenida el 10 de enero, la empresa hizo oídos sordos a las demandas de los trabajadores y no se pudo llegar a un acuerdo.

El pliego de peticiones

Los obreros y obreras de Empaques Bellavista, organizados en la seccional de Sitrasep, exigen tres puntos fundamentales al empresario Giovanni Paniagua. El primer aspecto es la reinstalación inmediata de todos los trabajadores afiliados al sindicato. En la actualidad ni siquiera se les permite ingresar a la finca para realizar sus labores, afectando aún más la situación económica de sus familias.

En segunda instancia, ellos exigen el reconocimiento del Sindicato de Trabajadores del Sector Privado (SITRASEP) y su seccional en la empresa como la representación legítima de sus intereses. Es falso que la seccional no existe, ya que el 1 de noviembre de 2018 se presentó la documentación correspondiente en la oficina de Organizaciones Sociales del Ministerio de Trabajo.

Finalmente, se demanda el pago inmediato de los aguinaldos del 2018. Resulta injusto que esta empresa, que ante la opinión pública se presenta como un ejemplo a seguir, imponga montos mucho menores de los que por ley corresponde.

Lea también  Acoso sexual: la otra cara violenta del machismo

Desde el Partido de los Trabajadores expresamos nuestro total apoyo a esta huelga. Exigimos al Ministro de Trabajo y al gobierno de Carlos Alvarado la intervención inmediata para cumplir con el pliego de peticiones que los trabajadores presentaron.

Llamamos a todo el movimiento sindical y popular a rodear de solidaridad esta lucha; la movilización y la unidad de la clase trabajadora son las formas más efectivas para lograr el cumplimiento de los derechos laborales y la defensa de la libertad sindical que empresas como Empaques Bellavista irrespetan desde hace muchos años.