Compartir

El desempleo en Costa Rica sigue por las nubes porque las empresas siguen realizando despidos. Ese alarmante 12% en las cifras de desempleo, que representa a casi 300 mil personas sin trabajo sigue subiendo. Por ejemplo, la empresa de call center Van Ru despidió 130 trabajadores, mientras que la transnacional IBM despidió a 150. En la transnacional textilera Amoena los despidos alcanzaron a 300 personas.

Por Pabel Bolívar

Estos son nuevos despidos que se suman a los más de 1500 que ya se han dado en los dos primeros meses en 2019.

En este artículo vamos a mostrar las debilidades de la política de reactivación económica del gobierno Carlos Alvarado, cuyo objetivo principal es mantener las ganancias de los empresarios y fomentar la precarización laboral. También queremos explicar nuestra propuesta como Partido de los Trabajadores para salir de la crisis del desempleo.

Reactivación económica: perdón para los empresarios, miseria para los trabajadores

El gobierno anunció como su plan estrella para este año la reactivación económica. Como parte de esta propuesta está la emisión de Eurobonos, generación de tres mil empleos durante los próximos seis meses y la creación de una Agencia Nacional de Empleos.

Habrá que ver si al final serán en realidad tres mil empleos, cosa que dudamos, pero si así fuera, estos van enfocados en el sector servicios; los estibadores, las mujeres trabajadoras de maquilas y otros sectores precarizados seguirán igual o peor. Tampoco hay una salida para más de un millón de personas que se dedican al empleo informal.

A esto hay que sumarle el proyecto de educación dual y la entrada en vigencia del Plan Fiscal que sin dura implicará un duro golpe en el bolsillo de la clase trabajadora con el IVA. Miles de pequeños comercios tendrán que ver como subsisten y de seguro serán forzados a reducir su personal, con lo que el desempleo aumentará.

Lea también  Costa Rica | ¡Cayó Mora! Que le sigan el IVA y los proyectos antihuelgas

La prioridad del gobierno es mantener los privilegios de los empresarios y garantizar el pago de miles de millones de colones de la deuda a los grandes banqueros y acreedores capitalistas, en lugar de tomar ese dinero e invertir en crear nuevos puestos de trabajo.

Una salida socialista para enfrentar el desempleo

Desde el Partido de los Trabajadores creemos que no se le puede servir a dos intereses al mismo tiempo: o se está con el pueblo trabajador para garantizar sus condiciones de vida, o se está con los empresarios y el imperialismo. En ese sentido, proponemos las siguientes medidas que enfrenten el desempleo:

Reducción de la jornada de trabajo

Se debe reducir la jornada laboral a 6 horas diarias y repartir las horas de trabajo entre los desempleados. Así habrá tiempo para que los trabajadores accedan a educación, cultura y se organicen políticamente.

Prohibición de los despidos

En la actualidad lo primero que hacen los empresarios es despedir trabajadores para asegurar sus ganancias. Si los trabajadores no generaron la crisis de desempleo, no tienen por qué quedarse sin trabajo.

Plan de obras públicas

En la actualidad toda la construcción de hospitales, centros educativos, carreteras y demás infraestructura está en manos de empresas privadas bajo el modelo de concesión que se dejan toda la ganancia y a los trabajadores les quedan bajísimos salarios sin derechos laborales.

Solamente el no pago de toda la deuda podrá generar recursos suficientes para invertir en salud, educación y tener empleo de calidad, es decir, empleos estables con todos los derechos laborales y con la libertad de organización sindical.

Para desarrollar esta política hay que romper con el imperialismo y la explotación de la clase trabajadora. Por eso, solo un gobierno de los trabajadores que rompa con el capitalismo puede realizar una salida socialista contra la miseria y el desempleo.