Compartir

Según datos de la Contraloría General de la República, para este 2020 la Rectoría de la Universidad Nacional habría presentado la solicitud de presupuesto más baja de los últimos 5 años. Se trata de una reducción porcentual del 34.47% respecto al del 2019 que se enmarca en la ofensiva del PAC contra la educación pública.

Por PT-Costa Rica

Aunque por el momento la Universidad trabaja con el presupuesto del 2019 debido al rechazo de la Contraloría de los presupuestos por faltar a la Regla Fiscal, el presupuesto 2020 implicara sin duda un duro golpe a la inversión en cupos, contrataciones, salarios, becas y bienes duraderos. Este último será el más perjudicado ya que será rebajado de un total 38 mil millones a tan solo 700 millones para 2020.

La rebaja en el presupuesto ya se tradujo en la suspensión de cursos de verano de la Escuela de Matemática. En dicha Escuela la falta de presupuesto genera precarización laboral ya que los profesores solo reciben un 10% extra por brindar dichos cursos y los pagos se atrasan hasta por 5 meses.

Todos estos recortes tienen a la Ley del Combo Fiscal como principal responsable. El recorte de dicho presupuesto 2020, a pesar de no estar vigente aun, refleja que los rectores ya se encuentran alineados con el Gobierno en recortar.

Esto demuestra otra vez la gran hipocresía de los Rectores para con la lucha presupuestaria. Ya en 2019 aceptaron un FEES condicionado por el Gobierno y ante la lucha de la Comunidad Universitaria llamaron a confiar en el compromiso del Gobierno de validar las readecuaciones presupuestarias.

Lea también  Costa Rica | Los obreros nicaragüenses no son los culpables de los contagios

Ahora ante la negativa de la CGR de aceptar dichos presupuestos readecuados dicen confiar en que la Sala IV les quitara la Regla Fiscal de encima mientras en el camino preparan presupuestos de recorte para doblegarse ante el gobierno.

Ante este panorama resulta importante mantener la lucha por una verdadera negociación quinquenal para el FEES y un verdadero aumento presupuestario acorde con las necesidades del estudiantado.