Compartir

Realizamos una breve entrevista a las compañeras Geannina Araya y Dinia Granados. Geannina es profesora y ha estado apoyando las movilizaciones en la zona de Barranca, Puntarenas, mientras que Dinia es funcionaria del CEN CINAI en la zona de Limón. Ambas cuentan su experiencia como mujeres luchadoras que desde sus regiones, forman parte de uno de los procesos de movilización más importantes de los últimos años, siendo parte de la lucha contra el Plan Fiscal.

Por: Socialismo Hoy – Costa Rica

SOCIALISMO HOY:  Nos gustaría que nos contaran de la situación en los sitios donde ustedes han estado participando, porque es precisamente en las regiones donde esta lucha ha demostrado mayores niveles de combatividad.

Geannina A.: Desde el inicio ha sido un movimiento que se ha dado de manera bastante combativa. Apenas 15 días atrás se había dado una huelga del sector de pescadores en Puntarenas. Entonces teníamos ese ejemplo muy vivo y se intentó rescatar el mismo sentido de lucha y determinación.

La idea era llevar la lucha frente a RECOPE, no tanto por la toma de las instalaciones -porque los trabajadores técnicos de RECOPE habían bloqueado el sistema, por lo que liberar combustible de ahí no era tan fácil- sino para plantarse ahí por lo icónico que es el plantel para uno de los sectores sumados a la huelga, y más importante aún porque se encuentra en una vía nacional muy importante, entonces la idea era no permitir que pasaran cisternas q abastecieran a Guanacaste, Limón, Miramar, etc.

La huelga se desarrolló de esta manera durante la primera semana. El primer intento de represión fue el sábado; los policías llegan después del mediodía, pero no hubo uso significativo de la fuerza porque la movilización estaba muy fuerte y además por el desgaste de los oficiales que venían de otros lugares cansados, mal-comidos y deshidratados.  Entonces me parece que la combinación de esos múltiples factores hizo que no reprimieran. Se sabía que la represión era inminente, por los ánimos calientes en el gobierno, al tener una huelga general fortalecida, que le generaba un golpe económico y que estaba teniendo gran divulgación en redes sociales.

La esperamos el sábado en la noche y madrugada, pero no se dio; el domingo el apoyo al bloqueo se fortaleció: llegaron compañeros y compañeras de Alajuela, San José y otras zonas a apoyar; ese día fue multitudinario. Inclusive el lunes durante el día estuvimos muy fuertes, bloqueando todo el día; pero igual esperábamos la represión. Durante la noche el movimiento se debilitó porque muchos compañeros se retiraron a sus casas después permanecer todo el día en el bloqueo y quedaron tal vez unas 60 personas frente al plantel. Ahí es donde llega la policía y reprime, sin cumplir con el protocolo y sin dejar algún margen de respuesta para las y los manifestantes.

Lea también  Los Chiles: la crisis de vivienda aumenta cada año

Yo creo, que en este hecho hay una gran responsabilidad las dirigencias sindicales, que toman las decisiones sobre la marcha sin una verdadera estrategia trazada, que permita afrontar este tipo de situaciones. Por parte de las dirigencias del Magisterio y RECOPE la perspectiva, después de ese día, es más bien debilitar el movimiento. Después de haber sido reprimidos el magisterio, por ejemplo, convoca a una marcha en Caldera, contrario a la posición que tenían por ejemplo los compas de base de RECOPE, el ICE y de la Muni de mantenerse en el mismo sitio como táctica para sostener la medida de presión.

Por eso hemos intentado organizar de alguna manera una contraposición ante la burocracia sindical regional, con compas que más bien están por la línea de defender la huelga y creemos que la gente que ha estado ahí de día y de noche tiene todo el derecho a ser parte de la toma de decisiones, que este momento está monopolizada por las dirigencias.

Dinia: En Limón la cantidad de manifestantes es difícil de contabilizar, pero si ha sido un número grande. Ha habido participación de la CCSS, ICE, RECOPE, JAPDEVA, todo lo q es APSE y ANDE y sinceramente del lado de Limón son las mayores manifestaciones que se han dado. En mi caso, soy la única trabajadora de CEN CINAI de la zona en huelga, entonces me he sumado a los grupos que están más organizados, se han hecho caminatas, de la Casa del Maestro hasta RECOPE.

Ahí algunos han aprovechado para hacer caminatas hasta la entrada de APM Terminals. Ha sido muy movido, obviamente todas las manifestaciones que se han hecho han sido pacíficas, todo lo que se ha dicho en los medios de comunicación con respecto a los huelguistas es mentira. Si ha habido actos vandálicos en la zona lamentablemente, pero dentro de los grupos en los que yo he participado, no ha habido ningún tipo de agresión hacia nadie.

SHD: ¿Como han visto la presencia de las mujeres en la huelga y los sitios que están bloqueando?

Geannina: las compañeras han estado asumiendo desde tareas desde las cuestiones más de logística, alimentación, colocación de toldos; hasta tareas más riesgosas como es la presencia en la madrugada arriesgando su integridad física. Tuvimos un caso, por ejemplo el sábado amanecer domingo, durante los bloqueos en la madrugada, un tipo le tiró el carro a una maestra, mientras abrimos uno de los carriles.

Pero es claro que hay un gran esfuerzo, por todas las tareas que hay en el hogar y que deben ser garantizadas para el día siguiente poder movilizarse. Sin embargo me parece muy rescatable porque están participando de un proceso muy desgastante de movilización afuera, a pesar de seguir sosteniendo el trabajo en la casa: que hay hijos de por medio; parejas de las compañeras trabajando en el sector privado, y cosas de la casa que no pueden dejar de atender porque lastimosamente siguen estando relegadas a ellas. Entonces hay como una doble carga, desde la organización, la huelga y la lucha, y las responsabilidades a las que siguen estando vinculadas.

Lea también  Argentina: por las mujeres trabajadoras, reventemos las calles el 3J

SHD: Dinia, nos mencionabas que eres la única trabajadora de los CEN CINAI en la zona que está participando en la huelga. Nos gustaría que nos contaras como ha sido la experiencia, ante la presión que existe para que la gente regrese a sus puestos de trabajo.

Dinia: Yo desde el primer momento me declare en huelga, entonces ni siquiera he estado en el trabajo para recibir mayores mensajes. De parte de la jefatura lo único que recibí antes iniciar la huelga fue un mensaje que envió la Directora Nacional del CEN CINAI, donde decía que por favor las personas que pensaban irse a huelga, tomaran en cuenta que los servicios que brinda el CEN CINAI son servicios esenciales, yo respondí que de cuando acá los servicios del CEN CINAI son servicios esenciales, porque el concepto que yo tengo de servicios esenciales es otro, son servicios que tienen un impacto directo esencial y que eso también está ligado a los recursos que les dan para compra de materiales y atención del servicio, cosa que en los CEN CINAI es muy escaso. Entonces somos esenciales cuando les conviene.

He recibido consultas de compañeros diciéndome que si no me da miedo ser yo la única que está en huelga, y me queda ese sinsabor de que la gente tiene ese temor. Yo me he dado a la tarea de leer y he tomado la decisión muy personal de que esto es un movimiento único, estamos unidos, todo el pueblo por un solo objetivo. Pero hay una nebulosa muy grande como para que la gente no se sienta respaldada en la huelga y eso hace que la gente esté temerosa.

Hay también una cultura de miedo, por escandalizar, por amedrentan y asustar a otros funcionarios. Algunas instituciones de gobierno lo que hacen es reproducir lo que les mandan sus jerarcas, reproduciendo mensajes erróneos o que no son ciertos, para venderle esa imagen a la persona que no está en huelga. Se les vende esto a través de los medios de comunicación, con una campaña muy fuerte en contra de los que estamos manifestándonos.

Lea también  A 50 años de la revuelta de Stonewall, recuperar el espíritu de la lucha

SHD: Ahora que las dirigencias sindicales se han sentado a negociar con el gobierno, ¿qué les parece que hay que hacer en el proceso por venir?, ¿cuál debería ser el papel del movimiento para derrotar el plan fiscal?

Geannina: yo creo que esta huelga tiene muchísimas particularidades históricas, no solo es una huelga general que se anuncia y sale desde un bloque sindical del sector público, sino que además ha tenido el respaldo total de las bases hacia las dirigencias sindicales. Sin embargo tenemos claridad en que hay una tradición antidemocrática de las direcciones de los sindicatos en general y eso nos mantiene alerta. En este caso nos permite hacer balances sobre el proceso de huelga y su dirección. Y en este momento el balance es que, por lo menos en Puntarenas, hay una política de debilitamiento, y debemos como base, impulsar más bien el aumento en las medidas de presión.

Yo creo que nadie se esperaba la fuerza que ha tomado esta huelga. Es una huelga que se ha impulsado muchísimo desde las bases, entonces para la burocracia poder sostenerla, pues termina por salirse de sus manos; es muy perceptible, por ejemplo, en la necesidad que muestran las dirigencias por sentarse a negociar con el gobierno, a pesar de la prepotencia y poca apertura al diálogo, y las múltiples muestras de represión en Alajuela, Limón y Puntarenas. Entonces lo que importa acá es que compañeras y compañeros unidos, tratemos de ganar la política de huelga sostenida en la calle,  y a partir de eso intentar que se discuta de forma más democrática las siguientes medidas de acción en aras de sostener la huelga y que no se nos debilite el movimiento.