Compartir
Este 25 de junio, el Partido de los Trabajadores se hizo presente en la manifestación de pescadores artesanales en las afueras de Casa Presidencial. Desde el primer momento apoyamos esta lucha de uno de los sectores más afectados y emprobrecidos por el gobierno.

Por PT-Costa Rica
Los pescadores, han elegido la lucha, pues todas las puertas del diálogo fueron cerradas. Ignorados en los ministerios, burlados con reuniones sin capacidad de negociar y como vimos el día de ayer: ignorados por el mismo Consejo de Gobierno y el Presidente Carlos Alvarado.
Por eso nos ubicamos a favor de los trabajadores, reivindicamos la ruptura del portón como un acto legítimo de manifestación en su lucha por el derecho a trabajar y contra el alza de los impuestos. Los portones que siempre están abiertos al empresariado, pero cerrados al pueblo.
Denunciamos el accionar de las fuerzas represivas del gobierno, quienes hirieron a uno de los trabajadores durante el forcejeo. Es hipócrita el discurso del Presidente, quien denuncia al movimiento por ser violento, pero el único herido fue el pescador, ni un policía o funcionario del gobierno resultó afectado.
El discurso de paz también se le olvidó cuando mandó a reprimir las protestas contra el combo fiscal; garroteando, gaseando y arrestando trabajadores en Caldera, Barranca y Moín. O cuando mantuvo un preso político por meses, al arrestar injustamente a Carlos Andrés Pérez por su participación en las manifestaciones contra el Combo Fiscal.
En los recientes días, el movimiento social ha tenido una intensa jornada de lucha. Este lunes los policías marcharon hacia la Asamblea Legislativa exigiendo mejores condiciones laborales; ayer APSE mantuvo piquetes en diferentes puntos del país incluída la Asamblea Legislativa; también este 25 de junio los traileros se manifestaron en distintos puntos del país contra el IVA y los proyectos que atacan el derecho a huelga; por su parte los pescadores le mostraron su valor y combatividad al gobierno.
Estas luchas se suman a las manifestaciones que durante semanas han tenido también los estudiantes en distintos colegios del país exigiendo mejores condiciones educativas.
La protesta social es el mecanismo de expresión que utiliza el pueblo para manifiestar su oposición y rechazo a la violenta desigualdad que está generando el gobierno. Es legítimo que haya enojo cuando hemos tenido que enfrentar un gobierno que impulsa políticas para empobrecer y pasar la crisis fiscal al pueblo mientras favorece y exonera a los grandes empresarios.
El único camino que nos queda para enfrentar esta guerra contra los trabajadores es haciéndole frente desde las calles y unificando todas las luchas.
Lea también  Costa Rica | ¿Qué opinamos sobre la campaña por la familia de la Conferencia Episcopal?