Compartir

A principios del mes de octubre, la militancia del PT tuvo un espacio de discusión para definir la participación política de nuestro partido en las próximas elecciones municipales.

Por PT-Costa Rica

En ese espacio se definió que la participación del PT sería sin presentar candidaturas municipales, esa decisión se basa en varios aspectos centrales de la realidad que vivimos en al país actualmente.

Consideramos que, en este momento la tarea principal del movimiento sindical y popular es defenderse de los ataques que está implementando el gobierno contra el pueblo, por lo que consideramos que la atención principal de los luchadores y luchadoras del país debe ser para defender el derecho a huelga y la educación pública en las calles, además de movilizarnos para profundizar la unidad y la lucha para que sean los ricos quienes paguen la crisis.

Es claro que los mismos partidos que están aplicando las medidas contra el pueblo, son los que van a pedir votos en las elecciones municipales. Ellos usarán las propuestas locales para intentar lavarse la cara de lo que sus diputados, ministros y figuras políticas están promoviendo contra las familias trabajadoras.

Las elecciones municipales tienen una trascendencia mucho menor para las familias trabajadoras, éstas son una invención para tener a la clase trabajadora votando cada cuatro años e intentar encauzar ahí su descontento. Las elecciones no resuelven los problemas de fondo que vive el pueblo en este momento, no son las que determinarán las soluciones para el desempleo, costo de la vida, recortes en educación, salud y vivienda, etc.

En Costa Rica vivimos en una democracia de los ricos, donde todas las instituciones, el gobierno, la Asamblea Legislativa, la Sala Constitucional, así como el resto de salas y juzgados, la Contraloría General de la República y también las municipalidades son instituciones que están directa o indirectamente al servicio de defender los intereses de los ricos y los grandes empresarios.

Lea también  No más persecución a nicaragüenses víctimas de la pandemia y la explotación

Ante eso, participaremos en las elecciones, pero no con una inscripción electoral, sino discutiendo con los sectores de la clase trabajadora, campesina y estudiantil, que la tarea principal es luchar contra el gobierno y los empresarios y su plan de cobrarnos la crisis. Se deben ver los ejemplos del pueblo de Ecuador y Chile como el camino a seguir para aplicar la democracia en las calles y la movilización contra las medidas que el gobierno impone para seguir pagando la deuda pública a costa de los salarios, derechos y necesidades del pueblo.

En la segunda ronda de las últimas elecciones nacionales llamamos a votar nulo, advirtiendo que cualquiera de las dos opciones iba a atacar a la clase trabajadora, y la realidad nos ha dado la razón. Hoy debemos decir que, cualquiera que sea el resultado de estas elecciones municipales seguirán los ataques a la clase trabajadora comandados o con la complicidad de esos mismos partidos que se postulan para las alcaldías.

Ante esta realidad desde el Partido de los Trabajadores hemos decidido que, para las elecciones municipales de febrero del próximo año, llamaremos a los trabajadores a VOTAR NULO, considerando que ninguna opción política representa realmente los intereses de la clase trabajadora. El voto nulo debemos usarlo como una forma de mostrar el descontento con los partidos políticos que nos atacan desde la asamblea legislativa y el gobierno con todas las medidas para cobrarnos la crisis, todos los partidos que piden votos en las municipales, están a favor de la guerra que hace el gobierno contra el pueblo, ese malestar debe incluir sin duda al partido al Frente Amplio, ya que sigue manteniendo su respaldo incondicional al presidente Carlos Alvarado a lo interno del gobierno.