Compartir

Desde la madrugada de este lunes, un grupo cercano a las 150 familias decidieron ocupar una finca ociosa en Los Chiles de Alajuela.

Por PT-Costa Rica

El nuevo asentamiento campesino “Monte Verde”, está en la finca ubicada en Cristo Rey de Los Chiles, que tendría una extensión de 500 hectáreas y estaría abandonada desde hace varios años.

La ocupación es realizada por familias campesinas sin tierra, en su mayoría trabajadores agrícolas de las plantaciones de piña y cítricos aledañas a la finca ocupada.

Según los campesinos, esas tierras son de extranjeros que las tienen abandonadas, pero pronto estarían en manos de las piñeras, por lo que con la ocupación buscarán que esas tierras sean dedicas a cultivos de subsistencia para sus familias, así como granos básicos y otros productos que aporten a la soberanía alimentaria del país.

Durante este martes, el gobierno ha sostenido presencia policial en la zona, los policías se han mantenido acosando a los campesinos, a pesar de no haber ninguna acción legal o solicitud de intervención.

Partido de los Trabajadores se solidariza con la lucha campesina

Para Jhon Vega, presidente del Partido de los Trabajadores, es urgente que el INDER intervenga en ese conflicto y se inicie de inmediato un proceso de expropiación de la finca con la finalidad de ser asignada a las familias.

Además Vega agrega “desde el Partido de los Trabajadores hacemos un llamado a todo el movimiento popular para llenar de solidaridad esa ocupación campesina, nosotros apoyamos esas iniciativas de lucha que enfrentan directamente al modelo de beneficio a los grandes propietarios del agronegocio, que durante las últimas décadas ha dejado en la miseria a decenas de miles de familias campesinas en todo el país y especialmente en la zona norte”.

Lea también  ¡Exigimos a Carlos Alvarado la ruptura de relaciones con el gobierno de Lenin Moreno!

A pocos kilómetros de esa ocupación, se desarrolló en el año 2011 el conflicto por tierra de las familias campesinas de Medio Queso, quienes lograron la expropiación de la finca Naranjales Holandeses en el año 2013 y quienes aún continúan luchando por titulación y ayudas agrícolas por parte del gobierno.