Compartir
A pocos días de la conmemoración de los 50 años de las Revueltas de Stonewall, la población trans de Costa Rica recibe un nuevo golpe por parte del Estado costarricense.

Por PT-Costa Rica
En esta ocasión, la Sala Constitucional del país hace rechazó el recurso de amparo que solicitaba la rectificación del sexo registral de las personas trans, en garantía de su derecho a la identidad. Con esto la Corte perpetúa la discriminación y violación de derechos humanos a la población trasgénero y transexual del país.
El pasado 29 de marzo, 16 personas trans se presentaron ante la Sala Constitucional pidiendo la rectificación por parte del Tribunal Supremo de Elecciones del registro de sexo en sus actas de nacimiento.
Esto porque ya existe una Opinión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, a raíz de una consulta del mismo país; que señala la obligatoriedad de los Estados de rectificar los documentos de identidad de las personas tanto en su imagen, nombre como identificación de género.
Uno de los recursos rechazados esta semana, es el de Vanessa Catarina Valverde, militante del Partido de los Trabajadores, quien ha hecho público su caso en los diferentes momentos de la lucha.
“No solo es lamentable, es repudiable completamente la posición de la Sala Constitucional. Lo que hoy se hace con nosotras las personas trans, es perpetuar y reafirmar desde el Estado Costarricense la historia de discriminación y violencia.”, señaló Valverde.
“La Corte IDH ha sido muy clara en su opinión. Que actitudes como la que hoy reafirma el Estado Costarricense, son una violación total a nuestro derechos humanos, tanto a la dignidad, al reconocimiento de nuestra personalidad jurídica, al derecho de vivir sin discriminación y a la privacidad.”
La activista ha señalado, que es muy sintomático que esta resolución de la Corte se de en el marco de las amenazas de no reelección de magistrados que en días anteriores han hecho los diputados más conservadores de la Asamblea Legislativa.
Pero más demostrativo es, que en el marco de los 50 años de las revueltas de Stonewall, el Estado Costarricense ha decidido negar los derechos de la población trans; incluso desconociendo su obligación señalada por la Opinión Consultiva 24 de la Corte IDH.
“Las personas trans no sólo somos generalmente las que más vulnerables nos encontramos social y económicamente, sino que en Costa Rica no tenemos ni siquiera derecho a ser reconocidas a nivel jurídico. Es realmente indignante, que el país que realizó la consulta a la Corte IDH es el que más se ha opuesto a garantizar nuestros derechos humanos. Por ejemplo, el Tribunal Constitucional en Chile, poco después de la publicación de la Opinión Consultiva, aceptó la responsabilidad del Estado de permitir la rectificación del sexo registral; después se aprobó la Ley de Identidad de Género, pero ya había una aceptación de la importancia de la OC24”.
Los activistas por los derechos de las personas trans están analizando las siguientes acciones a nivel jurídico contra el Estado.
Desde el Partido de los Trabajadores, repudiamos la posición del TSE y de la Sala Constitucional señalando que es una violación tajante a los derechos humanos de las personas trans.
Todo tipo de discriminación y en particular la transfobia, dividen a la clase trabajadora a la hora de luchar. Esta además, condena a las condiciones más desfavorables a una parte de la clase trabajadora.
Lea también  Uruguay | 4 de agosto: ¡Ni un voto contra la Ley Trans!